Mundo 11 abril 2016

Policía desaloja a manifestantes en la plaza de París

PARÍS (AP) — La policía francesa desalojó el lunes a los manifestantes que llevaban 11 días reunidos en la plaza de la Republique de París, ordenándoles que derribaran las estructuras que levantaron en esa plaza emblemática.

El desalojo, que se produjo después de que algunos manifestantes causaran disturbios durante el fin de semana, se completó sin incidentes, afirmó la policía.

Imágenes de video mostraron a la policía retirando tiendas y pancartas colocadas por los manifestantes, que empezaron su movimiento al estilo del Ocupemos estadounidense o los Indignados en España, en protesta por los planes de reforma laboral. Sin embargo, los inconformes tenían previsto retomar su sentada el lunes por la noche.

Ocho personas fueron detenidas el sábado por la noche después de que unos 300 manifestantes causaran destrozos en la capital, atacando un edificio de la policía y causando daños en vehículos y oficinas bancarias. No estaba claro si tenían relación con el grupo "Nuit Debout", o "Noche en pie", que inició la ocupación de la plaza.

Los policías montaban guardia mientras los manifestantes desmantelaban sus tiendas de campaña y carteles, que habían sacado en protesta por las intenciones del gobierno de modificar la semana laboral de 35 horas y de facilitarle a los empleadores despedir a su personal.

Sin embargo, los alzados dijeron que reanudarán su protesta el lunes por la noche. Sostienen que las reformas propuestas solo benefician a los grandes empresarios a costas de los derechos de los trabajadores.

La policía arrestó a ocho personas el sábado a la noche luego que unos 300 manifestantes realizaron saqueos y disturbios, atacando una sede policial y dañando automóviles y oficinas bancarias.

En un intento por aliviar las tensiones que han surgido en torno a la reforma laboral, el primer ministro Manuel Valls se reunió con organizaciones juveniles unas pocas horas después de la evacuación de la plaza el lunes por la mañana y anunció un plan para estimular el empleo entre los jóvenes a un costo de entre 400 millones y 500 millones de euros (455 millones y 570 millones de dólares).

Entre las nuevas medidas están impuestos a contratos de a corto plazo, lo que estimularía a los empleadores a contratar a jóvenes de manera permanente.

Según cifras del gobierno francés, el 87% de los primeros contratos laborales en Francia son temporales.

William Martinet, líder del sindicato estudiantil UNEF, elogió la propuesta como "una medida importante para los jóvenes".

Insistió, sin embargo, que la reforma laboral en Francia "no es una buena propuesta", añadiendo que su organización ha convocado a otro día de protestas el 28 de abril.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario