Associated Press 30 junio 2016

Policía de Connecticut, propensa a usar pistolas aturdidoras

HARTFORD, Connecticut, EE.UU. (AP) — Los hispanos que fueron inmovilizados con pistolas aturdidoras en Connecticut en 2015 fueron más propensos a recibir más descargas eléctricas que gente de otros grupos raciales, de acuerdo con un reporte divulgado el jueves que analiza por primera vez información estatal sobre el uso de este tipo de armas en Estados Unidos.

En los casos en los que fue necesario desenfundar pistolas aturdidoras, el estudio sugiere que los agentes también fueron más propensos a dispararlas en confrontaciones con minorías, como dijo The Associated Press en enero tras obtener información preliminar recabada en departamentos policiales del estado. Policías dispararon sus armas, en vez de solo apuntar, un 60% de veces en enfrentamiento con blancos, un 81% en choques con negros y un 66% en el caso de hispanos.

El informe, escrito por analistas de la Universidad Estatal Central Connecticut que examinaron la información, indicó que fue difícil sacar conclusiones a partir la información porque era la primera vez que se recopilan estos datos y daba la impresión de que muchos departamentos policiales no reportaron todas las veces que usaron pistolas aturdidoras.

El informe pide mejoras en la obtención de la información pero no arroja ninguna conclusión sobre si la policía practica etiquetación racial al usar pistolas aturdidoras.

"Con esta información básica uno puede comenzar a hacer más preguntas y ver si las políticas que regulan las (pistolas aturdidoras) Tasers necesitan ser modificadas", dijo Michael Lawlor, asistente de secretario para justicia criminal y planificación en Connecticut. "Estoy seguro de que con el tiempo tendrá un gran efecto. Puedes esperar que el uso de Tasers cambien simplemente porque las autoridades que aplican la ley saben que se está recabando información y esto se está reportando públicamente".

En 2014, una ley convirtió a Connecticut en el primer estado en pedir a todos los departamentos policiales que reporten cada incidente en el que un policía dispara o amenaza a alguien con una pistola aturdidora.

En todo el estado, 610 personas estuvieron involucradas en incidentes con pistolas aturdidoras el año pasado y 419 de ellas recibió un shock eléctrico. Casi 300 personas sufrieron lesiones por la descarga eléctrica y dos murieron.

En incidentes con hispanos, el 27% recibió dos descargas eléctricas, en comparación con el 18% de blancos y el 15% de negros. Los latinos también fueron más propensos a recibir más de dos descargas.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario