Deportes 24 mayo 2016

Polémica en México por incremento de extranjeros en nóminas

CIUDAD DE MÉXICO (AP) — El veterano zaguero Rafael Márquez, uno de los mejores jugadores mexicanos de la historia, estalló contra los dirigentes del fútbol nacional, que recientemente aprobaron una regla que permite a los equipos aumentar el número de extranjeros en sus nóminas.

Los dueños de los 18 equipos de la máxima categoría aprobaron que, a partir del próximo torneo, de los 18 jugadores que cada club registra para un partido, 10 puedan ser no nacidos en el país y sólo ocho tienen que haber nacido o haber sido registrados como mexicanos antes de los 18 años.

"Es algo que perjudica al fútbol mexicano, es exagerada la cantidad que han aprobado", dijo Márquez en una rueda de prensa en la capital mexicana. "Lamentablemente no se puede hacer nada. A veces, el jugador no tiene ni voz ni voto y no hay un sindicato como España o Italia, donde se puede pelear por algo digno. Aquí tenemos que seguir órdenes como el famoso pacto de caballeros y no podemos hacer nada más".

Hasta la temporada pasada, los equipos tenían permitido un máximo de cinco jugadores con pasaporte extranjero sobre el campo, pero podían alinear a jugadores no nacidos en el país que ya contaran con pasaporte y la nacionalidad mexicana.

La razón principal para tomar la medida —conocida como 10-8— fue regular la cantidad de jugadores no nacidos en México con derecho a disputar un encuentro en el torneo local, de acuerdo con Enrique Bonilla, presidente de la Liga Mexicana.

"Ya no hay límite de extranjeros", señaló Bonilla. "Si ustedes hacen un análisis del reglamento vigente hoy en día, hasta el domingo que termina la temporada 15-16, podría haber 18 (jugadores) no nacidos en México entre naturalizados y extranjeros. Con este cambio podrán constatar que habrá por lo menos ocho que en su primer registro tuvieron que presentar su acta de nacimiento mexicana".

En la liga, equipos como Tijuana o América presentan equipos que llegan a tener una notoria mayoría de jugadores no nacidos en México, enfatizó el dirigente. En las semifinales del Clausura, de su once inicial, las Águilas tenía siete extranjeros. En el banquillo además había disponibles otros tres más.

El problema es que la gran mayoría de los equipos no estaba en esas condiciones, lo cual ahora podría cambiar.

"Es triste escuchar este tipo de noticias pero puedo entender que será a beneficio del espectáculo y negocio del fútbol, pero hay que tratar de buscar una solución para dar más oportunidad al joven mexicano", agregó Márquez, el zaguero de Atlas que se alista para jugar la Copa América Centenario. "En México el fútbol es el deporte por excelencia y desde luego que hay talento pero hay que trabajarlo y pulirlo para tener jugadores importantes en cada equipo, pero quizá los dirigentes se van por la vía más fácil".

En los últimos años, seleccionadores como Miguel Herrera, quien dirigió al país en el Mundial de Brasil 2014, se han quejado de que cada vez surgía menos talento local.

Entre los 10 jugadores con más goles del Clausura, sólo dos son mexicanos y sólo uno está dentro de los primeros tres.

Márquez afirmó que el problema para organizarse como jugadores y luchar por algo mejor es la falta de unión que existe entre sus compañeros.

"Hay pocos (líderes) y hay miedo de los demás por el monopolio que hay, es un poco lo que ocurre en el país, en la política es lo mismo, las leyes son lo mismo... es algo triste pero así está el país", agregó Márquez, ex del Barcelona español y el Mónaco. "A veces se sorprenden de mis declaraciones pero siempre digo la verdad. Uno trata de hacer ese cambio y pone su granito de arena en tu profesión y en lo social en el país, pero desafortunadamente hay muchos obstáculos que limitan a los jugadores y mucho miedo a las represalias".

En México hay un sindicato de jugadores, pero depende de la Federación Mexicana de Fútbol y para muchos jugadores —actuales y retirados— no tiene ningún peso real.

"El sindicato que hay es de la federación y realmente no existe", subrayó Márquez. "Yo digo lo que siento sin nada que ocultar ni nada que perder, ojalá y algún día (se forme un sindicato), yo por eso me pongo en opción para el día que se pueda lo haré encantado de la vida para ayudar a que el futbolista mexicano tenga voz y voto, que al día de hoy no lo hay".

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario