Mundo 24 octubre 2016

Polacas protestan contra nueva iniciativa sobre el aborto

VARSOVIA, Polonia (AP) — Un gran número de mujeres polacas protestaron el lunes en diversas ciudades del país para protestar contra una propuesta que prohíbe el aborto aun en casos en los que el feto esté severamente dañado o el bebé no tenga probabilidades de sobrevivir después del nacimiento.

Muchas de ellas iban vestidas de negro, que simboliza el luto por la temida pérdida de los derechos reproductivos, durante las movilizaciones callejeras en Varsovia, Gdansk, Lodz, Wroclaw, Poznán y otras ciudades y localidades en esta nación predominantemente católica de 38 millones de habitantes.

"Las chicas sólo quieren derechos fundamentales", decía una pancarta.

A principios de octubre hubo una ronda similar de manifestaciones callejeras contra una propuesta más estricta que prohibía el aborto en todos los casos, incluso en violación, e imponía penas de hasta cinco años de cárcel a las mujeres y médicos implicados en la terminación de embarazos.

Debido a la gran escala de las llamadas "Protestas de negro", los legisladores desecharon esa iniciativa.

Las mujeres, a las que se han sumado muchos hombres, regresaron a las calles ante la nueva propuesta que presentó Jaroslaw Kaczynski, jefe del partido gobernante Ley y Justicia.

Kaczynski dijo hace unos días que su partido desea garantizar que incluso los embarazos en los que el bebé "con seguridad morirá o tendrá grandes deformaciones, terminen en un nacimiento para que el menor pueda ser bautizado, sepultado y tener un nombre".

Esa iniciativa suscitó la ira de Helene Nabli, una maestra retirada de matemáticas. "¡Kaczynski, usted adopte a un niño discapacitado!", dijo Nabli, que participaba en un acto en el que las personas podían hacer uso de la palabra en un micrófono y dirigirse ante los transeúntes en el centro de Varsovia.

En las últimas semanas desde la primera ronda de protestas, el movimiento de mujeres que defiende el derecho al aborto ha incrementado sus demandas.

Las participantes en las movilizaciones del lunes exigieron una mejor educación sexual y un acceso más fácil al control natal. También demandaron que la influyente Iglesia católica ponga fin a su "intromisión" en la vida política y la educación pública.

Activistas a favor del derecho al aborto y activistas en contra se enfrentaron afuera de una estación del metro en el centro de Varsovia, donde las demandas fueron incluidas en una petición para cuya firma había una fila constante de personas.

"Queremos vivir en una sociedad laica", señaló Agata Rybka, de 24 años y estudiante de biotecnología en la Universidad de Varsovia, que fue voluntaria para supervisar la firma de la petición. "En este momento los intereses religiosos dominan el discurso oficial y no nos gusta".

Por otra parte, los participantes de una contramanifestación —menor en número— portaban pancartas y llevaban camisetas impresas con dibujos de fetos en apoyo a la posición del gobierno.

Polonia tiene una de las leyes sobre el aborto más restrictivas en Europa y sólo lo permite en casos de violación, si el feto tiene daños irreparables y la vida o salud de la mujer está en peligro.

La nueva propuesta no equivale a una prohibición total y aun permitiría la terminación del embarazo en casos de violación o si la vida o salud de la mujer se encuentra en peligro.

Dorota Szumilak, de 44 años y analista financiera, firmó la petición. Dijo que lo hizo porque considera la propuesta para prohibir el aborto como un intento para "restringir los derechos de las mujeres" en una manera más amplia.

"El papel de la iglesia es ahora demasiado fuerte", apuntó.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario