Deportes 30 agosto 2016

Pocos contendientes y muchos pretendientes en la NFC

Los últimos cuatro equipos que jugaron por el campeonato de la NFC tienen el mismo objetivo: todo o nada por el Super Bowl.

Carolina, Arizona, Seattle y Green Bay siguen siendo la elite de una conferencia que cuenta con muchos más pretendientes que candidatos en serio. Es una apuesta casi segura que uno de esos cuatro conjuntos estará en febrero en Houston disputándose el trofeo Vince Lombardi.

El actual Jugador Más Valioso de la NFL, Cam Newton, llevó a los Panthers a una marca de 17-1 antes de que Von Miller y los Broncos los dominaran en el Super Bowl. Carolina regresa con la mayoría de su equipo intacto, con la excepción del cornerback Josh Norman, quien ahora está en Washington. La ofensiva debería ser aún mejor debido a que el estelar receptor Kelvin Benjamin está de regreso luego de ausentarse toda la campaña anterior con una lesión en la rodilla.

"Dado el talento con el que contamos en el costado ofensivo, se trata que cada uno maximice su papel", afirmó Newton. "No queremos voltear y decir que no sacamos el mayor provecho de nuestra oportunidad con todos estos talentos".

Los últimos ocho equipos que perdieron el Super Bowl han ganado al menos 10 juegos la siguiente temporada. Pero desde los Bills de 1993, ningún conjunto ha llegado al partido por el título un año después de perderlo.

"Nunca puedes estar satisfecho", señaló el coach de los Panthers, Ron Rivera. "No ganamos el Super Bowl. Eso es más que suficiente para que nos mantengamos motivados y avanzando hacia nuestra meta".

Los Cardinals completaron marca de 13-3 la campaña anterior y presumen registro de 34-14 bajo la tutela de Bruce Arians. Una abultada derrota ante Carolina en el juego por el título de la NFC fue una forma amarga de concluir con una excelente temporada. Carson Palmer viene de su mejor temporada como profesional, pero lanzó cuatro intercepciones en ese duelo ante los Panthers. Además, cumple 37 años en diciembre, por lo que tiene la urgencia de ganar ahora.

Seattle también fue eliminado de la postemporada por los Panthers. Los Seahawks podrían tener incluso más profundidad que cuando estuvieron a punto de ganar Super Bowls consecutivos en 2013-14.

El running back Thomas Rawls — reemplazo de Marshawn Lynch — y el tight end Jimmy Graham están de regreso luego de sufrir importantes lesiones que pusieron fin de manera prematura s su temporada anterior. Russell Wilson encabezó la NFL en rating entre los pasadores, y sigue mejorando.

"Sabemos lo que se necesita para ganar muchos juegos", aseguró Wilson.

Aaron Rodgers y los Packers buscan recuperarse luego de que Minnesota puso fin a su reinado de cuatro años en la cima del Norte de la NFC. El estelar wide receiver Jordy Nelson está de regreso luego de ausentarse la campaña anterior por una lesión en la rodilla. El running back Eddie Lacy adelgazó. Incluso el mismo Rodgers alteró su dieta luego de someterse a un procedimiento menor en la rodilla entre temporadas.

Si todos a su alrededor permanecen saludables, Rodgers debería volver a ser candidato al premio al Jugador Más Valioso. Terminó 2015 con 3.821 yardas aéreas, 31 touchdowns y ocho intercepciones en un año "malo" de acuerdo a sus estándares. Pero el martes, su quarterback Teddy Bridgewater sufrió una lesión escalofriante.

El mariscal de campo se dislocó la rodilla izquierda y sufrió la ruptura total del ligamento cruzado anterior, con lo que le espera una rehabilitación penosa y larga.

Los Vikings no tienen muchas opciones para reemplazarlo. Su ofensiva dependerá de Adrian Peterson, quien encabezó a la NFL con 1.485 yardas por tierra la temporada anterior. En caso de que Peterson, de 31 años, comience a perder el paso, los Vikings estarán en problemas.

El ganador del Este de la NFC no llegará a los playoffs como favorito, pese a que contará con un juego en casa durante la postemporada.

Los Redskins se apoderaron del sector gracias al surgimiento de Kirk Cousins. Sumaron a Norman en la agencia libre para darle impulso a una débil defensa. Pero ningún equipo ha repetido en la cima de la división desde que los Eagles ganaron el Este cuatro años consecutivos entre 2001 y 2004.

Los Giants tienen un nuevo coach, Ben McAdoo, y una reconstruida defensiva. Le renovaron el contrato a Jason Pierre-Paul y adquirieron al defensive end Olivier Vernon, al defensive tackle Damon Harrison, el cornerback Janoris Jenkins y al linebacker Kennan Robinson.

Con un ataque encabezado por Eli Manning y Odell Beckham Jr., Nueva York podría poner fin a una sequía de cuatro años sin llegar a postemporada.

McAdoo es uno de cuatro nuevos coaches en la NFC. Los Eagles firmaron a Doug Pederson como reemplazo de Chip Kelly, quien a su vez tomó las riendas de San Francisco. Tampa Bay ahora está bajo el mando de Dirk Koetter.

La lesión en la espalda de Tony Romo significa que Dallas podría iniciar la temporada con el novato Dak Prescott detrás del centro. En ese caso, se incrementa el entusiasmo en torno al running back Ezekiel Elliott, la cuarta selección global en el pasado draft.

Matthew Stafford y los Lions deberán aprender a vivir sin Calvin Johnson, quien se retiró al término de la temporada anterior.

A sus 37 años, Drew Brees juega por un nuevo contrato, por lo que los Saints podrían ser uno de los equipos sorpresa. Los Falcons aspiran a la consistencia luego de perder ocho de 11 tras un inicio de campaña de 5-0. Los Rams intentan triunfar en su nueva casa, en lo que representa el retorno de la NFL a Los Ángeles. Los Bears llegarán hasta donde los lleve Jay Cutler, y generalmente eso es a ningún lado.

___

El sitio web de la AP para la NFL: www.pro32.ap.org

___

Rob Maaddi está en Twitter como: https://twitter.com/AP_RobMaaddi

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario