Negocios 19 abril 2016

Poco probable que Congreso tome medidas sobre Puerto Rico

WASHINGTON (AP) — Cada vez luce menos probable que el Congreso tome medidas para ayudar a Puerto Rico antes de la fecha límite del 1 de mayo para cumplir con un pago de deuda de casi 500 millones de dólares.

La moratoria podría sumir a la isla y sus 3,5 millones de habitantes en una crisis más profunda, lo que exacerbaría un creciente desastre fiscal y humanitario que se ha visto opacado por las campañas políticas en Estados Unidos.

Una comisión de la Cámara de Representantes de mayoría republicana canceló una votación sobre una propuesta para reestructurar la deuda de Puerto Rico, luego de que la semana pasada no obtuviera los votos necesarios. La propuesta se está reescribiendo, y hasta el momento no se ha reprogramado una nueva votación, indicó el presidente de la Comisión de Recursos Naturales de la cámara baja, Rob Bishop, republicano de Utah.

"No estoy seguro de que el 2 de mayo ocurra el Apocalipsis, pero creo que ilustrará claramente la importancia del problema", dijo Bishop a la prensa. "Aún hay personas que aseguran que no existe un problema... No, sí hay un problema, y no pagarán algunas porciones".

Los problemas fiscales acumulados con los años están cobrando factura a la isla, cuyos residentes son ciudadanos estadounidenses pero no pueden votar en las elecciones generales. Las políticas fiscales escritas en Washington empeoraron las cosas en los últimos años al forzar la salida de inversiones y de empleos de Puerto Rico. La isla no ha realizado los pagos de deuda durante meses, pero el 1 de mayo se deben pagar otros 422 millones de dólares de bonos de obligación general, así como otros 780 millones antes del 1 de julio.

La legislatura de Bishop de crear una nueva junta de supervisión para administrar las finanzas de la isla se ha encontrado con oposición en varios frentes debido al año electoral en Washington. Algunos conservadores sospechan que abriría la puerta a un rescate financiero, los demócratas se resisten a las cláusulas agregadas para mejorar el acuerdo ante los ojos de los conservadores, grupos externos están dando su opinión, una costosa campaña publicitaria se opone a acciones en el Congreso, y la disputa interna entre los distintos grupos de acreedores ha sembrado confusión dentro del Capitolio.

Con la propuesta aún bajo revisiones, es poco probable que la comisión actúe antes de la próxima semana. Eso prácticamente imposibilita su aprobación en la Cámara de Representantes y el Senado antes de que finalice el mes.

Los demócratas culpan a la incapacidad del Congreso para actuar debido a las añejas divisiones entre los republicanos en la Cámara de Representantes, que no han podido unirse pese al liderazgo de su popular nuevo presidente, Paul Ryan de Wisconsin. Ryan ha buscado devolverle el poder a los presidentes de las comisiones y los legisladores de base, pero en lo referente a la propuesta sobre Puerto Rico y otros asuntos, el enfoque aún no ha dado resultados.

"Puerto Rico está en crisis y ellos no están respondiendo", dijo el representante de Maryland, Steny Hoyer, el segundo demócrata en importancia dentro de la cámara baja, al apuntar a las estadísticas que muestran los altos niveles de desempleo y pobreza en el territorio, el incremento de impuestos y el cierre de escuelas.

"Enfrentan el mismo problema que encaró John Boehner, un gran número de miembros de su partido que no siguen al liderazgo", añadió Hoyer, refiriéndose al anterior presidente de la Cámara de Representantes, quien dejó el cargo ante la presión de los conservadores y fue reemplazado por Ryan.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario