Mundo 29 agosto 2016

Plan de funeral en Italia indigna a sobrevivientes del sismo

ROMA (AP) — Los sobrevivientes del sismo en Italia se rebelaron indignados el lunes al plan del Gobierno de celebrar un funeral de Estado por sus seres queridos en un hangar de aeropuerto en una distante ciudad, donde decenas de cuerpos se mantienen en camiones refrigerados, mientras los familiares siguen el acto a través de unas pantallas cerca de su campamento de emergencia.

Un pariente de unos gemelos de siete años que perecieron en el terremoto del 24 de agosto en el centro de Italia estaba tan afectado por la noticia que apenas podía hablar, sosteniendo siete dedos para explicar la edad de los niños. El alcalde de Amatrice, la más afectada de las tres ciudades medievales allanadas por el temblor, también se mostró molesto.

"¡Devuélvannos a nuestros muertos!", exclamó un hombre entre una multitud de docenas de sobrevivientes.

Percibiendo un desastre de relaciones públicas, el gobierno del primer ministro italiano, Matteo Renzi, cambió sus planes con rapidez e indicó que el último funeral de Estado se celebrará el martes en la devastada ciudad de los Apeninos.

Por el momento, 231 de las 292 víctimas se han encontrado en Amatrice, y la cifra de muertos subió en dos personas el lunes por la tarde cuando se recuperaron dos cuerpos de entre los escombros.

Se cree que los cuerpos de unas 10 personas, incluido el panadero de la localidad, siguen sepultados bajo algunos de los cientos de edificios derrumbados, muchos reducidos a pilas de piedras. Cientos de personas resultaron heridas.

La semana pasada, una hilera de ambulancias llevó a más de 100 víctimas en bolsas para cadáveres de Amatrice y otra ciudad afectada, Accumoli, al aeropuerto de Rieti, a 65 kilómetros (40 millas). Se los mantenía en grandes camiones refrigerados estacionados en un hangar. Algunos familiares que viven en otras partes de Italia habían enviado coches fúnebres con ataúdes para recuperar los cuerpos de sus seres queridos y celebrar funerales en otros lugares.

Pero casi 80 muertos que las familias esperaban enterrar cerca de las ciudades afectadas permanecían en el hangar y ahora, tras la rectificación del gobierno, se trasladarían de vuelta a la ciudad.

El alcalde de Amatrice, Sergio Pirozzi, dijo a una multitud que Renzi acababa de hablar con él por teléfono.

"Concedió la petición de la gente", dijo el alcalde.

Más tarde, Renzi habló en la televisión nacional: "Hubo muchas polémicas, pero es absolutamente apropiado que la gente pueda llorar a sus seres queridos en su lugar, su pueblo".

La oficina de Renzi anunció más tarde que se había declarado el martes como día de luto nacional. El funeral se celebrará al bordo del destrozado centro de la ciudad medieval, en el terreno de una casa de retiro católica para ancianos y personas que buscan un lugar tranquilo en las montañas.

El mismo complejo tiene una morgue improvisada donde unos 10 cuerpos aguardan a la identificación oficial.

El sábado, el primer día de luto oficial, se celebró otro funeral de Estado para 35 víctimas de otros pueblos. Ese servicio se celebró el sábado en Ascoli Piceno, una localidad que salió ilesa del temblor. Renzi, el presidente de Italia y otros miembros del gobierno asistieron a la ceremonia.

A los sobrevivientes también les preocupa dónde se refugiarán ante la próxima llegada del otoño en Amatrice, una ciudad situada a 1.000 metros (3.300 pies) de altitud. Las noches de verano requieren chaquetas en el lugar, y puede haber nevadas en octubre.

Unas 2.700 personas necesitadas de alojamiento duermen en 58 campamentos o en otros refugios dispuestos por la Protección Civil. Otras se alojan en un gimnasio en Amatrice, la población más afectada, y otras duermen en autos cerca de sus viviendas derruidas. Algunos han huido a viviendas de familiares lejos de la región.

El terremoto dejó varias aldeas agrícolas convertidas en pueblos fantasma y la policía utiliza motos para patrullar las calles llenas de escombros contra los saqueadores. La policía dijo el lunes que se había detenido a un hombre y una mujer sospechosos de saqueo.

La cámara de agricultores Coldiretti dijo el lunes que sus ovejas y vacas también necesitan refugios cálidos por la noche, ya que el 90% de los establos y cobertizos están dañados en la zona de Amatrice.

El arquitecto Renzo Piano se reunió con el premier Matteo Renzi el domingo. En declaraciones al diario vespertino Corriere della Sera el domingo, Piano propuso construir casas de madera cerca de las tres poblaciones arrasadas para que la gente traumatizada no tenga que alejarse de sus raíces.

Pero dado que gran parte de Italia es propensa a los terremotos, dijo Piano, debe elaborarse un plan maestro a largo plazo de reconstrucción y edificación para toda la nación.

"Necesitamos un proyecto generacional, no de cuatro o cinco años sino quizá de 100 años", dijo el lunes el arquitecto a la televisora estatal en una entrevista en su casa de Génova. "La ciencia nos permitirá... no tener a nadie alejado de sus ciudades", dijo Piano, refiriéndose a técnicas de construcción para que los edificios puedan soportar temblores sin daños mortales.

Por el momento no se han anunciado decisiones sobre construcción a largo plazo.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario