Deportes 11 agosto 2016

Pinto, el drama de un atleta olímpico a plena vista

RIO DE JANEIRO (AP) — Pensó que había hecho lo suficiente como para avanzar a su segunda final olímpica consecutiva en los 800 metros estilo libre. Con el correr de los minutos, sin embargo, la venezolana Andreína Pinto se dio cuenta de que no había sido así. De la alegría pasó a una profunda tristeza. La expresión de su rostro fue cambiando y terminó desconcertada, dudando si volverá a competir.

Todo esto delante de unos pocos periodistas que la entrevistaban en el Estadio Acuático de Río de Janeiro.

Pinto ofreció un atisbo del drama de todo deportista olímpico, la cantidad de emociones que viven después de una prueba y la desazón, combinada a veces con una sensación de injusticia, que genera la derrota.

"Estuve muy bien, mi entrenador acaba de decirme que los pases (tiempos parciales) fueron muy buenos", declaró inicialmente la venezolana, feliz con su desempeño. "Mi meta era estar entre las dos primeras y lo conseguí, pero mi tiempo me preocupa", agregó.

"Deseo tener por lo menos una segunda oportunidad, aunque sea en el carril 8".

Formulaba sus declaraciones mientras observaba los otros heats y pronto se dio cuenta de que su registro no alcanzaría para meterse en la final, como hace cuatro años en Londres.

Pinto hizo 8.30.92 minutos y entró segunda en su heat, detrás de la española Mireia García Belmonte, que el miércoles ganó los 200 mariposa. García Belmonte cronometró 8.25.55, el cuarto registro de la eliminatoria y casi 13 segundos más que la estadounidense Katie Ledecky, que busca en esta prueba su cuarta medalla de oro de los Juegos y fijó un récord olímpico en esta eliminatoria.

"Ledecky no es humana", comentó Pinto. "Está consiguiendo tiempos que son imposibles y uno la ve cómo se maneja, cómo camina tranquila, como si nada, y se pregunta qué está pasando".

"¡Creo que yo me preocupo más que ella!", añadió.

Pinto tiene 24 años y compite internacionalmente desde los 16. Estos son sus terceros Juegos Olímpicos, fue novena en la prueba de aguas abiertas en Beijing 2008 y octava en los 800 libre en Londres 2012, con tiempo de 8.29.28.

"Pensaba mejorar, pero los tiempos no se han dado", apuntó.

Desde hace un tiempo Pinto se entrena en la Florida y dice que en Estados Unidos aprendió que "el 60% de los resultados dependen de la parte mental". Pero ese es un tema que no termina de dominar.

"Tal vez me presiono demasiado. Antes de la primera carrera me decía 'no te desesperes'. Pero salí a comerme la piscina y en los últimos 200 estaba fundida", expresó Pinto, quien también corrió los 400 libre y los 200 mariposa y tampoco superó la primera ronda eliminatoria ni mejoró sus tiempos en esas pruebas.

"Te sientes frustrada porque entrenas demasiado y no pasas. No sabes qué pasa. No sé qué pensar", confesó atribulada. "Me voy a tomar unas largas vacaciones y después no sé si vuelva a competir. Tal vez uno o dos años, pero no otro ciclo olímpico".

Con excepción de García Belmonte, candidata al oro en esta prueba, Pinto llegó muy por delante del resto en su heat. La británica Camilla Hattersley entró tercera a casi tres segundos.

"Hice una buena prueba", insistió desconsolada la venezolana.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario