Associated Press 29 marzo 2016

Piden cese de rencillas políticas tras ataques en Bruselas

BRUSELAS (AP) — Al cumplirse una semana de los ataques terroristas en el aeropuerto y metro de Bruselas, el ministro de justicia belga pidió poner fin a las acusaciones políticas sobre los errores previos a la tragedia y el manejo de la investigación.

Entretanto, las autoridades seguían buscando información sobre los responsables de los atentados de la semana pasada y de los ocurridos en París el año pasado.

Los investigadores siguen a la caza de por lo menos uno de los sospechosos de los ataques, en que murieron por lo menos 35 personas. Debido a las complejas leyes de Bélgica, han surgido críticas de que el país es un blanco fácil y que sus agencias de seguridad no están equipadas para lidiar con el terrorismo moderno.

"No es momento de pelearnos entre nosotros. Hasta donde yo sé, el enemigo está en Siria", declaró el ministro de Justicia Koen Geens.

Tras los ataques terroristas de París, en que 130 personas murieron, Bélgica cayó bajo fuertes críticas ya que el crimen fue en gran parte tramado en Bruselas y sus alrededores. Además, varios de los atacantes eran belgas o vivían en Bruselas.

En días recientes, han surgido denuncias de que las autoridades debieron detectar el plan mucho antes del 22 de marzo. Uno de los atacantes suicidas, Ibrahim El Bakraoui, había sido detenido en la frontera entre Siria y Turquía en el 2015, y Turquía dice que les advirtió a Bélgica y a Holanda que era "un combatiente terrorista extranjero". Las autoridades en Bruselas dicen que no se enteraron de los vínculos terroristas del individuo hasta después de que fue deportado a Holanda.

El alcalde de Bruselas, Yvan Mayeur, quien ha sido criticado por su propia actitud antes y después de los ataques, declaró el martes en París: "Ciertamente hay que hacer análisis sobre la investigación. ¿Hubo errores? ¿Hay algo que no vimos? Por supuesto. De lo contrario, los ataques no hubieran ocurrido".

Declaró que la ciudad, donde está la sede de la Unión Europea, no podrá jamás volver a la "normalidad".

"Ya no hay tal cosa como normalidad", aseveró, "ése es un concepto que tendremos que revisar".

La alcaldesa de París, Anne Hidalgo, prometió solidaridad con Bélgica al comenzar "un periodo largo y difícil de duelo y reconstrucción".

El aeropuerto sigue cerrado desde los ataques pero ha puesto a prueba un sistema de registro de equipajes que se usará en los próximos días. Los trenes subterráneos han vuelto a funcionar, aunque bajo estrictas medidas de seguridad.

La estación de Maelbeek, donde uno de los atacantes detonó su carga explosiva justo a la hora de mayor tránsito, sigue cerrada. En la parada siguiente Franz Alderweireldt, de 82 años y quien toma el metro todos los días, expresó "Yo no creo que esto haya terminado".

"Cuando los terroristas están empeñados en lanzar un ataque, lo van a lanzar, no importa cuántos policías o soldados haya en la calle", indicó.

___

Helene Franchineau contribuyó a este despacho desde Bruselas.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario