Mundo 20 junio 2016

Petrolera en Puerto Rico afronta acusaciones de corrupción

SAN JUAN, Puerto Rico (AP) — El dueño de la empresa proveedora de combustible más grande de Puerto Rico fue acusado el lunes de desfalcar 11 millones de dólares de recursos públicos a la compañía eléctrica estatal en medio de una grave crisis económica.

José González Amador y su compañía, PetroWest, afrontan 46 cargos penales. Están acusados de cobrar a la Autoridad de Energía Eléctrica, que tiene una enorme deuda, un impuesto municipal de 0,5% aun cuando algunas municipalidades habían concedido una tasa más baja o una exención total, dijo el secretario de Justicia, César Miranda.

El cobro fue transferido después a los consumidores en los últimos cuatro años, señalaron las autoridades.

"Este delito es inaceptable y no podemos tener ninguna tolerancia a quien se roba el dinero de las contribuciones nuestras, máxime en tiempos en los que atravesamos una crisis fiscal sin precedente", declaró Miranda.

Harry Anduze, abogado de González, no devolvió de momento una llamada de The Associated Press para que hiciera declaraciones al respecto.

El caso ha indignado a los puertorriqueños, que se preparan para un incremento de 20% en sus pagos de electricidad, que en promedio son por el doble de lo que pagan los ciudadanos en el territorio continental de Estados Unidos.

Un juez tiene previsto determinar el 28 de junio si hay pruebas suficientes para enjuiciar a González.

La semana pasada, la Corte Suprema de la isla le ordenó que compareciera ante el Senado de la isla en medio de una pesquisa sobre las denuncias de que la compañía eléctrica había efectuado a los usuarios cobros excesivos por cientos de millones de dólares.

González había luchado durante semanas para no tener que ir a testificar ante el Senado.

"Se acabaron las excusas de esta persona que tiene mucho que explicarle al país sobre los procesos en la compra de petróleo en la Autoridad de Energía Eléctrica", dijo el senador Aníbal José Torres después del fallo de la corte.

Una comisión legislativa especial que investiga esas compras de combustible entregó recientemente sus hallazgos al Departamento de Justicia de la isla y al FBI.

Las audiencias del Senado se enfocaron también en otras acusaciones, como la aceptación de sobornos por parte de funcionarios, la falsificación de pruebas de cumplimiento de normas federales sobre la calidad del aire y solicitud de préstamos para el pago de sueldos en lugar de invertir en proyectos de construcción.

La Autoridad de Energía Eléctrica tiene una deuda de unos 9.000 millones de dólares y prepara una reestructuración después de negociar durante meses con los tenedores de bonos que buscan recuperar parte de sus inversiones.

Las autoridades han advertido que la AEE no podrá cumplir un pago de 420 millones de dólares que vence en julio y que, si su deuda no es reestructurada, la compañía se quedará sin recursos a mediados de año.

Puerto Rico carga con una deuda pública de 70.000 millones de dólares que el gobernador ha dicho es impagable y es necesario reestructurarla.

Una iniciativa que la Cámara de Representantes federal de Estados Unidos aprobó en fecha reciente prevé entre otros aspectos la creación de una junta de control federal que supervise las finanzas de la isla.

El Senado federal tiene previsto someter en breve la medida a votación.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario