Associated Press 26 noviembre 2016

Pesar y festejos por la noticia de la muerte de Fidel Castro

La noticia de la muerte del líder revolucionario cubano Fidel Castro generó celebraciones entre los exiliados del país en Miami y muestras de pesar o de respeto de algunos gobernantes mundiales.

Media hora después de que el gobierno de Cuba anunciara oficialmente el deceso del expresidente, de 90 años, la Pequeña Habana de Miami se llenó de vida y celebraciones. Miles de personas golpearon cacerolas, ondearon banderas cubanas y gritaron de júbilo. "¡Cuba sí! ¡Castro no!", coreaban unos, mientras que otros gritaban "¡Cuba libre!"

El presidente Barack Obama dijo aunque "la discordia y los desacuerdos políticos profundos" caracterizaron la relación entre Estados Unidos y Cuba durante casi seis décadas, los estadounidenses tendían "una mano de amistad al pueblo cubano" durante estos momentos de duelo.

"La historia registrará y juzgará el enorme impacto de esta personalidad singular sobre el pueblo y el mundo a su alrededor", afirmó el mandatario.

El presidente electo estadounidense Donald Trump expresó su pensamiento en un tuit demasiado conciso incluso para los criterios de ese medio: "¡Fidel Castro ha muerto!"

Posteriormente, Trump emitió un comunicado en el que no se anduvo con remilgos: calificó al difunto líder cubano de "dictador brutal que oprimió a su propio pueblo durante casi seis décadas".

Castro deja un legado de "pelotones de fusilamiento, robo, sufrimientos inenarrables, pobreza y denegación de derechos humanos fundamentales", añadió, e indicó que se suma a muchos cubano-estadounidenses que esperan un día "ver una Cuba libre".

Algunos líderes mundiales actuales y pasados lamentaron el deceso del líder cubano.

El gobierno de España recordó a Castro como "una figura de gran calado histórico".

"El expresidente Castro mantuvo siempre estrechos vínculos con España como hijo de españoles y estuvo muy apegado a sus lazos de sangre y cultura. Por ello España se une especialmente al pesar del Gobierno y autoridades cubanas", señaló el ejecutivo en un comunicado.

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, dijo en un telegrama a Raúl Castro: "La Cuba libre e independiente que él (Fidel Castro) y sus aliados construyeron, se convirtió en un influyente miembro de la comunidad internacional y en un ejemplo inspirador para muchos países y naciones. Fidel Castro fue un amigo sincero y confiable de Rusia".

"India llora la pérdida de un gran amigo", manifestó el primer ministro Nerendra Modi en la misma red social.

El presidente indio, Pranab Mukherjee, tuiteó: "Mis más sentidas condolencias por la triste desaparición del líder revolucionario cubano, expresidente y amigo de India, Fidel Castro".

El mandatario chino, Xi Jinping, dijo que Castro "hizo inmortales contribuciones históricas al desarrollo del socialismo en todo el mundo".

"Con su muerte, el pueblo chino ha perdido un compañero cercano y un amigo sincero. Su imagen gloriosa y grandes logros se registrarán en la historia para siempre", dijo Xi en un telegrama a Raúl Castro, informó la cadena estatal CCTV.

En un telegrama dirigido a Raúl Castro, el papa Francisco expresó: "Mi sentimiento de pesar a su excelencia y su familia".

En señal de su estima personal, Francisco firmó el telegrama, rompiendo con la práctica habitual del Vaticano de que el secretario de Estado vaticano envíe tales mensajes. Francisco se reunió con Castro durante la visita papal a Cuba en septiembre de 2015.

Peter Hain, un exministro británico que luchó contra apartheid, templó los elogios a Castro criticando algunos aspectos de su largo mandato.

"Pese a ser responsable de abusos de los derechos humanos y la libertad de expresión indefendibles, Castro creó una sociedad con un acceso sin precedentes a la salud, a la educación y con igualdad de oportunidades a pesar del bloqueo económico estadounidense", señaló Hain. "Sus soldados infligieron la primera derrota a las tropas sudafricanas en Angola en 1988, un punto de inflexión vital en la lucha contra el apartheid".

Por su parte, el expresidente soviético Mikhail Gorbachev, según fue citado por la agencia de noticias Interfax, afirmó:

"Fidel Castro hizo en el siglo XX todo lo posible para destruir el sistema colonial, para establecer relaciones de cooperación", señaló. "Fidel sobrevivió y fortaleció al país durante el bloqueo más duro de Estados Unidos, cuando había una enorme presión sobre él, y sacó al país del bloqueo por la vía del desarrollo independiente".

El primer ministro griego, Alexis Tsipras, tuiteó: "Adiós comandante. Hasta la victoria eterna de los pueblos".

El expresidente estadounidense Jimmy Carter y su esposa Rosalynn visitaron Cuba en 2002, mucho después de que Carter dejara el cargo. En nombre de él y de su esposa, expresó: "Recordamos con cariño nuestras visitas con él en Cuba y el amor por su país".

El presidente de la Comisión de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Ed Royce, opinó que "nadie debería gobernar tanto en ningún lugar como Fidel Castro".

"Su herencia fue de la represión en su país y el apoyo al terrorismo en el extranjero. Lamentablemente, Raúl Castro no es mejor para los cubanos que anhelan la libertad", agregó Royce.

Por su parte, el republicano Paul Ryan, presidente de la cámara baja estadounidense, dijo que cualquier conmemoración debería estar reservada "para la memoria y los sacrificios de todos los que han sufrido bajo los Castro".

"Ahora que Fidel Castro está muerto, la crueldad y opresión de su régimen deberían morir con él", afirmó en un comunicado.

El grupo extremista libanés Jezbolá describió a Castro como un gran líder. Ammar al-Moussawi, encargado de las relaciones internacionales del grupo, elogió a Castro como "un símbolo histórico cuya vida fue un faro para todos los revolucionarios de todo el mundo".

La Fundación Nelson Mandela, creada para llevar adelante la obra del difunto líder contra el apartheid y luego presidente sudafricano, habló de la estrecha relación con el líder cubano.

Cuando llegó a la presidencia en 1994, muchos criticaron a Mandela por sus vínculos con Castro.

Este respondió que "el primer país al que acudimos (en busca de ayuda contra el apartheid) fue los Estados Unidos de América. No pudimos acercarnos al gobierno y se negaron a ayudarnos. Pero Cuba, en el momento que le pedimos ayuda, dijeron que estaban dispuestos a hacerlo y lo hicieron".

El primer ministro canadiense Justin Trudeau se sumó al coro de admiradores, al llamar a Castro "revolucionario y orador legendario" y un "líder notable".

"Aunque era una figura controvertida, tanto los partidarios del señor Castro como sus detractores reconocieron su enorme dedicación y amor por el pueblo cubano, que profesó un afecto profundo y duradero por 'el comandante''', dijo Trudeau.

Las declaraciones del primer ministro canadiense generaron intensas críticas en Twitter de dos senadores republicanos, Marco Rubio de Florida y Ted Cruz de Texas, ambos cubano-estadounidenses.

"¿Es esta una verdadera declaración o una parodia? Porque si esta es una verdadera declaración del primer ministro de Canadá es vergonzosa y embarazosa", tuiteó Rubio.

Por su parte, Cruz escribió: "Qué vergonzoso. ¿Por qué los socialistas jóvenes idolatran a los tiranos totalitarios? Castro, Stalin, Mao, Pol Pot... todos malvados, asesinos torturadores".

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario