Mundo 07 noviembre 2016

Perú: Un muerto deja choque contra indígenas aislados

LIMA, Perú (AP) — Indígenas nómadas Mashco Piro se enfrentaron con integrantes de una comunidad sedentaria y el incidente dejó un muerto por un disparo de escopeta y dos heridos con flechas, informó un alcalde distrital.

El hecho ocurrió entre el miércoles y el jueves de la semana pasada en un sitio boscoso a 20 kilómetros de la comunidad Santa Rosa de Serjali. Sin embargo, la noticia se dio a conocer hasta ahora debido a lo remoto del lugar, informó a The Associated Press, Luis Adauto, alcalde del distrito más cercano a la zona.

Durante el enfrentamiento, que se produjo por razones desconocidas, uno de los comuneros mató de un tiro de escopeta a uno de sus compañeros por accidente, mientras que otros dos quedaron heridos por flechas arrojadas por los indígenas aislados.

Es el segundo incidente en la zona con indígenas aislados en lo que va del año. A inicios de agosto, una activista española fue herida en la pierna levemente por una flecha.

Margarita Huamán, funcionaria del viceministerio de interculturalidad, dijo a radio Sepahua —emisora comunitaria de los misioneros dominicos— que trasladará a Santa Rosa de Serjali a trabajadores de la contigua región amazónica Madre de Dios, donde en 2015 un miembro de una comunidad de la etnia matsigenka fue asesinado de un flechazo tras un encuentro fortuito con un indígena aislado de la etnia Mashco Piro.

Los trabajadores hablan yine, una lengua similar a la de los Mashco Piro.

Santa Rosa de Serjali, ahora con más de 300 habitantes de la etnia Nahua, abandonó el nomadismo en los años ochenta y sus miembros se volvieron sedentarios cuando se asentaron a orillas del río Mishagua, que delimita las regiones Cusco y Ucayali. Hasta hace dos años, la presencia estatal era casi nula y la mayoría de las necesidades fueron atendidas por los misioneros de la orden dominica, que están en la zona desde mediados del siglo XX.

Desde 2011 se han producido contactos esporádicos entre comunidades nativas y grupos de indígenas aislados. Los expertos del gobierno no han establecido una razón específica para explicar por qué los segundos, que son nómadas, están saliendo de sus zonas habituales de tránsito en los bosques.

Las leyes peruanas prohíben el contacto físico con unas 15 tribus aisladas del país, que se calcula tienen entre 12.000 y 15.000 en la Amazonía al este de los Andes. La razón principal es la seguridad de los indígenas: sus sistemas inmunológicos son muy vulnerables a los gérmenes que portan otras personas.

Los expertos coinciden en que los Mashco Piro, unos 600 actualmente, según cifras oficiales, optaron por vivir en aislamiento desde el siglo XIX como una manera de huir de los extraños que los esclavizaban para obtener caucho y en épocas más recientes, madera.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario