Mundo 20 marzo 2017

Perú: lluvias destruyen parte de línea de tren de minerales

LIMA (AP) — Más de un kilómetro de vías de un tren que transporta minerales desde los Andes hasta el Pacífico quedaron destruidas tras las fuertes lluvias causadas por el fenómeno climático de El Niño Costero, mientras el gobierno peruano anunció que los efectos de las precipitaciones de los próximos días podrían ser más peligrosos.

El ministro de Transportes Martín Vizcarra dijo a la radio RPP que buscarán vías alternativas para el transporte de los minerales y que la rehabilitación de la vía férrea podría demorar más de dos semanas. En tanto Juan Olaechea, presidente de la compañía de ferrocarriles, dijo al diario Gestión que los daños a la línea férrea son mayores a los ocurridos durante el pasado fenómeno de El Niño de 1998. "Hay zonas donde no se puede intervenir y se debe esperar a que baje el nivel del agua", explicó.

El río Rímac, el más importante de Lima y que baja desde los Andes y desemboca en el Pacífico, también destruyó a su paso casas y puentes. Soldados del ejército intentaron reconstruir el suelo sobre el que se apoyan los rieles pero el potente desborde volvió a destrozar lo reconstruido.

El organismo que agrupa a las empresas mineras indicó al diario Gestión que existen suficientes minerales almacenados en el puerto de El Callao, a orillas del Pacífico, como para cumplir los contratos de exportación pero que todo podría complicarse si la línea no se reanuda en 30 días.

El ferrocarril transporta zinc, cobre, plata y plomo que producen al menos cuatro minas de las regiones de Junín y Cerro de Pasco. La línea férrea fue construida a fines del siglo XIX y es una de las más altas del mundo alcanzando 4.781 metros de altitud en su recorrido.

Lima vive una escasez parcial de agua por las lluvias, aludes y desbordes que han dejado 75 muertos, 263 heridos y 20 desaparecidos en todo el país en lo que va del año.

El primer ministro Fernando Zavala dijo desde el centro de operaciones de emergencia nacional que de acuerdo con los pronósticos meteorológicos en los próximos días podrían aumentar las lluvias en la costa norte del Pacífico y en Lima provocando desbordes y avalanchas. "Ya hemos tenido lluvias intensas y si cae otra lluvia esa es aún más peligrosa", sostuvo.

Más de la mitad del país está en emergencia por las inundaciones. Las lluvias han afectado a más de 626.000 personas y han provocado daños en más de 117 puentes y el 6% de las vías nacionales.

Perú comenzó a recibir apoyo de otros países como Chile, Argentina, Ecuador y Colombia. El gobierno de Juan Manuel Santos envió 30 toneladas de ayuda y cuatro helicópteros para acelerar el puente aéreo entre Lima y los más de 800 pueblos en emergencia a lo largo de la costa peruana, mientras que la mandataria chilena Michelle Bachelet anunció que enviará unas 20 toneladas de ayuda.

En tanto, 85 ecuatorianos y colombianos que habían quedado varados en Perú por las malas condiciones climáticas llegaron a Ecuador en un vuelo procedente de Lima.

La cancillería ecuatoriana indicó en un comunicado que 72 ecuatorianos y 13 colombianos arribaron el domingo a Guayaquil y Quito para continuar luego viaje hasta sus sitios de origen.

"En Perú pasamos un momento muy difícil", dijo la ecuatoriana Consuelo Andrango quien quedó atrapada por los derrumbes entre Piura y Chiclayo por cerca de 36 horas sin comida ni agua.

El fin de semana Ecuador envió 3.000 raciones alimenticias para los afectados por el mal tiempo en Perú.

El comité multisectorial encargado del estudio nacional de El Niño Costero dijo a principios de marzo que las intensas e inusuales lluvias en la costa norte del Pacífico se producen por efecto de las altas temperaturas marinas.

Perú es uno de los principales exportadores mundiales de minerales, que en su mayor parte se dirigen a China. Más de 60% de sus exportaciones dependen de la minería. Es el primer productor global de zinc y el segundo de cobre.

__

El camarógrafo de AP Mauricio Muñoz y el fotógrafo de AP Martín Mejía colaboraron en esta nota desde Lima y el periodista de AP Gonzalo Solano lo hizo desde Quito.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Deja tu comentario