Mundo 10 junio 2016

Perú: Fujimori admite triunfo de Kuczynski en presidenciales

LIMA, Perú (AP) — La candidata Keiko Fujimori admitió el viernes el triunfo del veterano economista del Banco Mundial Pedro Pablo Kuczynski en las más reñidas elecciones presidenciales del país en los últimos 54 años, pero anunció que su partido será de "oposición responsable" en el Parlamento.

La hija del preso expresidente Alberto Fujimori dijo en una breve declaración que deseaba mucha suerte al próximo gobierno y prometió aprobar "los principales puntos" de su plan de gobierno y además defender "los intereses del pueblo contra el poder de los lobbies y de las grandes empresas".

En un golpe poco sutil contra Kuczynski acusó al saliente gobierno de Ollanta Humala, empresarios y medios de comunicación de orquestar una campaña "de odio" contra su candidatura.

"El país ha sido testigo de una campaña que promovió el enfrentamiento entre peruanos que buscó y logró despertar odios y fanatismos", dijo rodeada de los 73 parlamentarios que su partido Fuerza Popular logró en el congreso unicameral.

Keiko Fujimori indicó que se quedará en el país trabajando en su partido político. "En estos 5 años se sentirá aún más la presencia política de nuestro partido".

Fujimori fue la favorita para ganar la segunda ronda de las elecciones presidenciales después de superar a más de una decena de candidatos en la primera vuelta por más de 20 puntos.

Pero en el último tramo de la carrera electoral Kuczynski advirtió a los electores que Perú podía convertirse en un "narco estado" si Fujimori llegaba al poder, luego que el programa televisivo local Cuarto Poder y la cadena estadounidense Univisión revelaran que su secretario general estaba siendo investigado por la DEA por presunto lavado de dinero.

El escándalo alimentó los temores de un retorno a la corrupción y la criminalidad asociada al régimen autoritario de su padre y sus efectos fueron demoledores: después de ir perdiendo en las encuestas previas a los comicios, Kucyznski se impuso por menos de 43.000 votos, en las elecciones más reñidas en Perú desde 1962.

"Fue un verdadero shock para ella", dijo a The Associated Press Steven Levitsky, politólogo de la Universidad de Harvard experto en Perú. "Ella no tenía previsto este escenario. Ella y sus simpatizantes esperaban ganar los últimos cinco años".

El presidente electo empezó a trabajar en la formación de su gobierno en los 48 días que le quedan para asumir el poder mientras el gobierno de Estados Unidos le ofreció sus saludos.

Uno de sus primeros anuncios fue confirmar al jefe de su plan de gobierno Alfredo Thorne, un ex ejecutivo del banco de inversión JP Morgan, como su ministro de Economía. Para otros ministerios Kuczynski dijo que buscaba personas con más experiencia política.

"Tenemos que buscar la mejor gente del Perú, que tienen la mayor llegada política, que no solo sean técnicos, yo soy un tecnócrata pero necesito rodearme de algunos músicos que sepan tocar cajón", dijo Kuczynski a la televisora Frecuencia Latina.

El presidente electo de Perú, un economista educado en Oxford y Princeton, ha tenido una larga carrera en los negocios muchos de ellos en Estados Unidos. Pese a estar casado con una estadounidense ha renunciado a su pasaporte y ha dicho que su primer viaje podría ser a China, el primer socio comercial de Perú especialmente en minerales.

Luego de la agria campaña, Kuczynski parece estar determinado a buscar alianzas con Fujimori, cuyo partido tendrá mayoría en el parlamento de 130 legisladores.

Los dos son percibidos por los inversionistas como de centro derecha y comparten una agenda pro empresarial. Incluso Kuczynski apoyó a Fujimori en 2011 cuando ella también se enfrentó sin éxito en la segunda ronda electoral ante Ollanta Humala quien se convirtió en presidente.

"En una democracia son bienvenidas todas las voces", escribió Kuczynski en su cuenta de Twitter luego que Fujimori reconoció su triunfo.

El débil partido de Kuczynski, Peruanos por el Kambio, apenas ganó 18 de las 130 sillas del congreso unicameral, lo cual significa que para cumplir su objetivo de "modernizar el Perú" necesitará conformar alianzas.

Algunos analistas dicen que su mejor ficha de negociación podría ser la liberación de Alberto Fujimori, condenado a 25 años de prisión por delitos de asesinato y corrupción durante su gestión de mano dura entre 1990-2000.

Durante su campaña Keiko Fujimori firmó una promesa de no usar su poder político para sacar de la cárcel a su padre, pero Kuczynski es más flexible.

En su primera entrevista a la revista Semana Económica, el ganador de los comicios presidenciales peruanos dijo que no amnistiaría a Fujimori, pero si el Parlamento aprueba un proyecto de ley para dar arresto domiciliario a reclusos ancianos como Fujimori, él la firmaría. Kuczynski sucederá a Ollanta Humala el 28 de julio y gobernará por cinco años.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario