Mundo 02 mayo 2016

Periodistas egipcios protestan tras redada contra su gremio

EL CAIRO, Egipto (AP) — El sindicato egipcio de periodistas exigió el lunes la renuncia del ministro del Interior y convocó a una manifestación inmediata frente a su sede en el centro de El Cairo, en protesta por la detención de dos periodistas en esas instalaciones el día anterior.

En un comunicado emitido el lunes por la mañana tras una reunión de emergencia, el grupo convocó una sentada "con final a determinar" que incluiría su asamblea general del miércoles, así como durante el Día Mundial de la Libertad de Prensa, el 3 de mayo.

La institución describió la entrada de la policía en su edificio como una "redada de las fuerzas de seguridad, cuya descarada barbarie y agresión a la dignidad de la prensa y a los periodistas y su sindicato han sorprendido a la comunidad periodística y al pueblo egipcio".

Algunos altos cargos del sindicato han dicho que la redada fue excesivamente agresiva, con decenas de agentes, y dejó a un guardia de seguridad herido.

La policía negó haber entrado por la fuerza en el edificio y afirmó que sólo ocho agentes habían participado para cumplir la orden de arresto contra los dos periodistas, a los que se acusaba de organizar protestas para desestabilizar al país. Las manifestaciones no autorizadas están prácticamente prohibidas en Egipto.

"El Ministerio del Interior afirma que no registró el sindicato ni empleó ninguna clase de fuerza al detener a los dos, que se entregaron en cuando se les informó de la orden de arresto", dijo el Ministerio en un comunicado.

Los dos periodistas, Amr Badr y Mahmoud el-Sakka, son críticos con el gobierno y trabajan en un sitio web conocido como January Gate, que también es crítica con el gobierno del presidente Abdul Fatá el Sisi.

No estaba claro qué volumen podría alcanzar una sentada ante el sindicato. La zona en torno al edificio lleva varios días bajo una intensa vigilancia policial, y los agentes han colocado barricadas alrededor. decenas de policías respaldados por soldados armados han cortado el paso en ambos lados de la calle. Cientos de policías de paisano fueron desplegados en el centro de El Cairo para impedir cualquier protesta.

Un día antes, la policía impidió que cientos de manifestantes celebrasen una reunión en el edificio para conmemorar el Día Internacional del Trabajo, haciendo que líderes sindicales independientes pidieran al gobierno que les conceda el derecho de asamblea.

El sindicato invitó a líderes de otros sindicatos a sumarse a la sentada contra la "redada" y las restricciones sobre el derecho de asamblea a organizaciones laborales. La institución afirmó que la operación policial fue ilegal e incumplió su carta fundacional, que prohíbe el acceso de la policía al edificio sin la presencia de un miembro del sindicato, e instó a la policía a poner fin a su "asedio" del edificio y dejar de impedir la entrada a periodistas.

El lugar ha sido un punto clave de manifestaciones pasadas, y la semana anterior se vio bloqueado de forma similar antes de protestas convocadas contra el gobierno.

El edificio atrajo una atención especial porque fue allí donde se reunieron unos 2.000 manifestantes el mes pasado para protestar por la decisión de entregar dos islas del mar Rojo a Arabia Saudí. La policía lanzó gases lacrimógenos y detuvo a decenas de personas para romper las protestas, en la primera oleada significativa de manifestaciones callejeras desde que el exjefe del ejército se volvió presidente en 2014.

Una segunda ronda de manifestaciones masivas por el mismo tema, convocada el lunes de la semana pasada, se vio sofocada por una abrumadora presencia policial, cientos de detenciones y apenas pequeñas multitudes improvisadas, que recibieron gases lacrimógenos y perdigones de la policía.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario