Deportes 30 octubre 2016

Pérez y Gutiérrez quedaron a deber a sus fans

CIUDAD DE MÉXICO (AP) — Por primera vez desde hace casi medio siglo, México tuvo a dos pilotos compitiendo en casa en una carrera de Fórmula Uno. Desafortunadamente para ambos, el resultado del domingo fue muy inferior al de ese entonces.

Sergio Pérez, de la escudería Force India, finalizó en el 10mo puesto y su compatriota Esteban Gutiérrez, de Hass, culminó 19no. Fue la primera carrera de Fórmula Uno en México con dos pilotos locales desde que Moisés Solana y Pedro Rodríguez compitieron en el Gran Premio de 1968.

En ese entonces, Rodríguez acarició el podio y fue cuarto y Solana no terminó la prueba.

"No fue el resultado que queríamos, la verdad es que me habría encantado darle un poco más a toda la gente para compensarle por todo ese cariño que me dieron todo el fin de semana", dijo Pérez al final de la carrera. "Cada que vez que pasaba por el estadio y los sentía de cerca, era una emoción muy especial".

Pérez no realizó una buena clasificación el sábado y partió en 12do. Sabía de antemano que superar a los dos Williams iba a ser complicado porque ambos están rodando más rápido.

Durante la primera parte de la carrera, el "Checo" tuvo enfrente a Valteri Bottas y no estuvo ni cerca de rebasarlo. Luego de entrar a los fosos, el rival a vencer era Felipe Massa, a quien rebasó brevemente, pero perdió el auto y el brasileño retomó su posición para no volverla a perder el resto de la competencia.

"Parece que me amarraron las manos, no queríamos estar atrás de los Williams porque sabemos que tienen más velocidad en la recta, entre 10 y 15 kilómetros por hora", agregó un decepcionado Pérez.

Con su 10mo puesto, el mexicano suma un punto, para llegar a 85 unidades en la que es su mejor temporada de las seis que acumula en la máxima categoría. Esa cifra lo tiene empatado con Bottas en el séptimo puesto del campeonato de pilotos cuando restan sólo dos pruebas en el calendario —Brasil y Abu Dabi.

"Lo importante es maximizar cada oportunidad y cada punto, porque seguimos en un gran ritmo. Fallé ayer (en la calificación) y eso comprometió la carrera, pero hoy di todo de mi parte", afirmó Pérez, de 26 años. "Ahora estamos empatados en puntos (con Bottas) y va a ser una lucha personal. Quedan dos carreras y espero salir adelante de ese duelo".

Para Gutiérrez las dos carreras que quedan quizá sean las últimas con Hass, donde sigue sin sumar puntos en la temporada. El domingo, el mexicano arrancó con fuerza y aprovechó un accidente en la largada para ascender dos posiciones, pero conforme fue transcurriendo la prueba, su monoplaza fue rezagándose poco a poco y terminó sólo por encima de su coequipero Romain Grosjean, de Esteban Ocon y del alemán Pascal Wehrlein —ambos de la escudería Manor.

"Fue el último día de un fin de semana complicado, sabíamos que era posible que así fuera pero siempre esperas que con algunos ajustes poder hacerlo mejor. No fue el caso", dijo Gutiérrez. "Yo me voy satisfecho porque creo que luché, pero cuando el auto no da, no hay mucho más que como piloto puedas hacer y la gente lo entiende así".

Gutiérrez aún no tiene equipo para la próxima temporada. Hass no ha indicado si lo renovará y actualmente el único mexicano con un lugar seguro para el Gran Premio de México en 2017 es Pérez.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario