Mundo 02 marzo 2016

Pérez Esquivel: Obama no debe ir a Argentina el 24 de marzo

BUENOS AIRES (AP) — En un indicio del creciente descontento por una visita del presidente Barack Obama a Argentina, el premio Nobel de la paz Adolfo Pérez Esquivel consideró que el líder estadounidense no debería visitar el país el 24 de marzo porque se cumple el 40mo aniversario de un golpe de Estado por el que ascendió al poder un gobierno militar respaldado por Washington.

Pérez Esquivel, que ganó el premio en 1980 por su defensa de los derechos humanos durante la dictadura en su país que se extendió de 1976 a 1983, dijo a The Associated Press que planea publicar una carta abierta esta semana. Pérez Esquivel y Obama se conocen por el Nobel, el cual le fue otorgado al mandatario en 2009.

Pérez Esquivel agregó que ambos ya se habían comunicado antes por cuestiones de defensa de los derechos humanos, incluida la detención indefinida de prisioneros en la base naval estadounidense en Bahía de Guantánamo.

Es bueno que Obama "venga y que visite los países latinoamericanos y que conozca los pueblos. Me parece bien, pero el asunto es cuándo y cómo", afirmó.

Sin embargo, no debería hacer la visita el 24 de marzo, agregó. En esa fecha de 1976, el ejército efectuó un golpe de Estado. Grupos defensores de los derechos humanos calculan que 30.000 personas fueron asesinadas o desaparecieron durante el gobierno militar.

"Soy un sobreviviente de esa época, de los vuelos de la muerte, de las torturas, de las prisiones, de los exilios, y cuando uno empieza a analizar las cosas más en profundidad, Estados Unidos fue responsable de los golpes de Estado latinoamericanos", afirmó.

Tras visitar Cuba, Obama planea llegar a Buenos Aires el 23 de marzo y estar en Argentina el 24 de ese mes. Como la visita fue anunciada hace varias semanas, muchos grupos defensores de los derechos humanos han expresado su oposición a que un presidente estadounidense esté en el país en ese día.

Argumentan que los gobiernos militares en la región florecieron gracias al respaldo que recibieron de Estados Unidos durante la Guerra Fría con la Unión Soviética. Hacen notar los documentos secretos del Departamento de Estado que ya fueron dados a conocer en los que se indica que Henry Kissinger, que ejerció el cargo de secretario de Estado, dio su aprobación a los generales para que implementaran estrategias de "guerra sucia" con tal de que mantuvieran el orden civil.

El presidente argentino Mauricio Macri, un conservador que en su campaña prometió mejorar las relaciones del país con otras naciones, en especial con Estados Unidos, ha tratado de apaciguar la controversia. Se ha reunido con grupos defensores de los derechos humanos y ha argumentado que la visita no le quitará brillo a los eventos de recordación. Pero los activistas no han cedido.

"Hay muchas cosas que reclamarle y él es una cara falsa del premio Nobel y nosotros consideramos que tiene muchas cosas que pagar. Nosotros no lo queremos acá", dijo Hebe de Bonafini, presidenta del icónico grupo activista Madres de la Plaza de Mayo.

El embajador estadounidense ante Argentina, Noah Mamet, declaró al periódico Clarín que Obama tiene que venir en esos días porque quería combinar la visita con el viaje a Cuba el 21 y 22 de marzo.

La embajada estadounidense no respondió a las solicitudes para que hiciera más comentarios al respecto.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario