EEUU 05 octubre 2016

Pence mantiene la calma, evita defender a Trump en debate

WASHINGTON (AP) — El candidato a la vicepresidencia de Estados Unidos, Mike Pence, se mostró sereno y firme ante los encendidos y frecuentes ataques de su rival, el demócrata Tim Kaine. Pero a la hora de defender a Donald Trump, Pence fue esquivo, evitó el tema o guardó silencio sobre algunas de las declaraciones más provocadoras de su compañero de fórmula.

Kaine presionó con agresividad a Pence para que respondiese por Trump durante los 90 minutos que duró el debate entre los dos aspirantes a la vicepresidencia del país, empleando incluso las propias palabras del empresario. Aunque Pence, gobernador de Indiana, defendió el historial fiscal de Trump, se alejó notablemente de sus palabras de menosprecio a las mujeres y de sus dudas sobre la nacionalidad del presidente, Barack Obama.

El normalmente relajado Kaine salió al ataque desde el inicio y pareció decidido a hacer del debate un referéndum sobre el temperamento de Trump. Acusó al empresario de haber calificado a las mujeres de cerdas y desaliñadas y también condenó los elogios del aspirante republicano a la Casa Blanca a presidente ruso, Vladimir Putin.

"No puedo creer como el gobernador Pence puede defender a los insultos y el egoísmo de Donald Trump", expresó Kaine.

Aun así ni siquiera el equipo de la candidata presidencial Hillary Clinton estaba declarando a Kaine como el ganador del debate, a pesar de que eso es práctica común en los momentos subsiguientes a ese tipo de encuentros. El jefe de campaña John Podesta dijo solamente que Kaine cumplió su "misión estratégica" de obligar a Pence a defender a su controvertido candidato.

"El gobernador Pence se mantuvo sereno, parecía una persona afable, pero no logró su cometido", declaró el miércoles Podesta por el canal MSNBC.

Ambos bandos parecían coincidir en que es poco probable que el debate altere las tendencias electorales. Al fin y al cabo la errática campaña presidencial de este año se ha centrado en las álgidas personalidades de los dos candidatos presidenciales, y en las dispares reacciones que evocan entre el electorado.

Sin embargo, para los republicanos, la actuación de Pence podría calmar las inquietudes entre los sectores más conservadores. El ex congresista y actual gobernador de Indiana es popular entre el establishment republicano y entre los conservadores del partido.

Kaine mencionó varias veces el volátil temperamento de Trump y sus declaraciones más escandalosas. Pero Pence eludió el tema, una estrategia astuta para un político ascendente que podría postularse a la presidencia en un futuro. En lugar de ello, trató de escudarse de los dardos verbales con el argumento de que los demócratas están librando una campaña en base a insultos.

Cuando faltan cinco semanas para las elecciones, la contienda parece estar inclinándose a favor de Clinton. Fue considerada la ganadora del debate presidencial de la semana pasada, irritando a Trump con observaciones sobre su pasado como empresario, respondiendo a sus ataques con tono calmado y llevándolo a reaccionar airadamente ante denuncias sobre la manera en que trató a la ex Miss Universo Alicia Machado. Según las encuestas más recientes, Clinton ha ganado terreno en los estados decisivos.

---

Julie Pace en Twitter: http://twitter.com/jpaceDC

Josh Lederman en Twitter: http://twitter.com/joshledermanAP

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario