Deportes 20 abril 2016

Pebetero de Río 2016 estará en el centro, no en estadio

RIO DE JANEIRO (AP) — La llama olímpica tendrá un hogar inusual en los Juegos de Río de Janeiro.

El pebetero estará ubicado en algún lugar en el centro de Río, y no en un estadio como ha sido la tradición en los Juegos Olímpicos de verano.

El pebetero será encendido en el estadio Maracaná durante la ceremonia inaugural el 5 de agosto, y pasará allí la noche antes de ser trasladado a otra localización.

"El pebetero pasará de Maracaná al centro", dijo el miércoles a The Associated Press el vocero de Río 2016, Mario Andrada. "Pero el lugar exacto todavía es un secreto".

A diferencia de Juegos recientes, Río tendrá dos estadios principales: el Maracaná será el escenario de las ceremonias de inauguración y clausura, y de las competencias de fútbol, y el Estadio Olímpico en el otro lado de la ciudad será utilizado para pista y campo.

"Lo pensamos mucho antes de tomar esta decisión", agregó Andrada. "Es imposible tener dos pebeteros, y es imposible tener el pebetero en dos lugares".

El centro de Río usualmente no es muy visitado por los turistas, que suelen congregarse más en las playas de Copacabana e Ipanema en el sur de la ciudad. El centro también queda lejos del Parque Olímpico, ubicado en el suburbio de Barra de Tijuca, al oeste de la ciudad.

El ubicación del pebetero es una de varias interrogantes sobre la llama, que llegará a la capital brasileña Brasilia el 3 de mayo. La antorcha será encendida en una ceremonia el jueves en Grecia.

Parte de la confusión tiene que ver con la presidenta brasileña Dilma Rousseff, quien se ausentará de la ceremonia del jueves en Olimpia. El gobierno estará representado por el ministro de deportes, Ricardo Leyser, y el jefe de la autoridad olímpica, Marcelo Pedroso.

Rousseff encara un juicio político y podría quedar suspendida de sus funciones en las próximas semanas si el Senado aprueba continuar con el proceso.

El plan original es que Carlos Nuzman, jefe del comité organizador, desembarque del avión el 3 de mayo con la antorcha y sea recibido en el aeropuerto por un grupo de atletas. Luego la llama pasaría al palacio presidencial, e incluso si Rousseff sigue en su cargo, no es seguro que encienda la primera antorcha para el relevo de tres meses alrededor del país.

Un vocero de la presidencia dijo el miércoles a la AP que no hay planes fijos para la ceremonia.

El COI y los organizadores locales esperan que el arribo de la llama entusiasme a la población brasileña, que enfrenta su peor recesión en décadas, escándalos de corrupción y un brote del virus del zika.

Los organizadores locales también tuvieron que reducir unos 500 millones de su presupuesto operacional.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario