Mundo 13 septiembre 2016

PDVSA anuncia emisión de bonos por 7.000 millones de dólares

CARACAS; Venezuela (AP) — La paraestatal Petróleos de Venezuela S.A. anunció el martes que publicará una propuesta para canjear deuda que vence en 2016 y 2017 con la emisión de nuevos bonos por 7.000 millones de dólares como parte de una reestructuración para aliviar sus compromisos financieros.

Tras una reunión del Consejo Económico en el palacio de gobierno, el ministro de Petróleo Eulogio Del Pino dijo que en breve serán publicados en la página de internet los detalles de la oferta oficial.

El volumen total de bonos "que estamos ofreciendo de canje es de 7.000 millones de dólares y estamos cambiándolo por un bono que tendrá vencimiento (en los años) 2017, 2019 y 2020, es decir, tiene cuatro años sucesivos de vencimiento", explicó Del Pino.

Agregó que los bonos "tienen una rentabilidad bastante atractiva, unas garantías colaterales también muy atractivas de un porcentaje de acciones de nuestra empresa Citgo", la filial de refinación de PDVSA en Estados Unidos.

El funcionario explicó que el canje en esencia busca un alivio financiero de los pagos de bonos, sobre todo de 2016 y 2017, en los que el país tiene un "pico de pago" de deuda, mientras se recuperan los precios internacionales del petróleo.

A consecuencia de la caída de dichos precios, PDVSA registró en el 2014 un descenso de 4,4% de sus ingresos totales, que ese año cerraron en 128.000 millones de dólares. Para el 2013, la empresa petrolera obtuvo ingresos por 134.326 millones de dólares.

La deuda financiera consolidada de PDVSA para fines del 2014 fue de 46.153 millones de dólares, de los cuales más de la mitad corresponden a emisiones de bonos. No están disponibles cifras recientes.

La compañía ya completó los pasos para realizar la "oferta pública de este tipo de canje", comentó Del Pino, quien invitó a los tenedores de bonos a que participen, de los cuales se espera que la mayoría acepte. De los inversionistas que no quieran adquirir los bonos, dijo que "yo creo que por ahí pierden una gran oportunidad".

De todas formas, acepten o no, el país procederá "en el cumplimiento de esa obligación, hacer los debidos pagos como lo hemos hecho siempre en el transcurso de estos años, a pesar de toda esta campaña y toda esta guerra económica que tienen contra nuestro país y nuestra empresa".

Venezuela está agobiada por una compleja crisis dominada por una galopante inflación, que se estima podría rondar este año en 720%, severos problemas de escasez de alimentos, medicinas y otros bienes básicos, y una recesión económica que se ha agravado ante el deterioro de los precios del petróleo, que representan la principal fuente de ingresos por exportaciones del país.

El gobierno venezolano sostiene que la crisis es consecuencia de una "guerra económica" promovida por sectores adversos con el fin de desestabilizarlo.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario