Mundo 27 julio 2016

Partidarios de Sanders no ocultan su desencanto

FILADELFIA (AP) — Algunos partidarios de Bernie Sanders no pueden con su alma tras la elección de Hillary Clinton como candidata a la presidencia y amenazan con provocar una ruptura del Partido Demócrata.

El malestar se hizo patente en las protestas que hubo dentro y fuera de la Convención Nacional Demócrata con motivo de la nominación de Clinton el martes, en que desoyeron el llamado de su líder a la unidad. Muchos de ellos salieron de la convención y se sentaron en protesta en una carpa de la prensa luego de que el propio Sanders declarara a Clinton vencedora de la contienda interna por la nominación y les pidiese que votasen por ella por el bien del país.

"Sospecho que estamos presenciando algo que cambiará la política estadounidense", afirmó Cory James, estudiante universitaria de 22 años, de Flint, Michigan, que espera que el partido se divida.

Miles de activistas se volcaron a las calles esta semana durante la convención para expresar su apoyo a Sanders y a su agenda progresiva, amenazando con aguarle la fiesta a Clinton, la primera mujer candidata a la presidencia por un partido grande en Estados Unidos.

"Tenemos este sueño poco realista de que la democracia está viva en Estados Unidos", afirmó Debra Dilks, de Boonville, Missouri, quien habló durante una manifestación de protesta cerca de la sede de la municipalidad de Filadelfia.

Dijo que no sabe si votará en noviembre.

"Hillary no consiguió la nominación. Fue robada", sostuvo, aludiendo a correos electrónicos filtrados que indican que el partido apoyó siempre a Clinton.

En la manifestación en la carpa de la prensa algunos activistas se pusieron cinta adhesiva en la boca y otros cantaron "This land is our land" ("Esta tierra es nuestra tierra", un tema folk muy popular entre los sectores contestatarios). Dijeron que la movilización era para denunciar la forma en que fueron marginados por el partido.

"Esto no fue una convención. Esto fue una fiesta de Hillary de cuatro días. Y no éramos bienvenidos", se quejó Liz Maratea, delegada de New Jersey. "Nos trataron como a leprosos".

Hubo más protestas durante la noche, aunque sin incidentes graves. Las autoridades dijeron que cuatro manifestantes fueron arrestados al tratar de trepar muros que rodean la zona de seguridad de la sede de la convención.

"Creo que la gente esperaba convencer a los delegados (de que cambiasen su voto) y demostrar que hay realmente un movimiento aquí", dijo Alexis Holmes, empleada de limpieza de una escuela de Carbondale, Illinois, que está participando en manifestaciones desde el domingo.

El malestar de los partidarios de Sanders con Clinton parece haber aumentado desde que circularon correos electrónicos indicando que la cúpula del Comité Nacional Demócrata trató de minar la candidatura de Sanders.

Sanders exhortó a sus partidarios a que cerrasen filas y apoyasen a Clinton, pero muchos no lo escucharon.

El ingeniero Chris Scully, de Troy, estado de Nueva York, dice que no le gusta Clinton por la forma en que se manejó como secretaria de estado. Se presentó a una manifestación del martes con un cartel que decía "Jill antes que Hill", en referencia a la candidata del Partido Verde Jill Stein.

Alguien que pasaba le gritó, "¡ese es un voto por Trump!", en alusión a Donald Trump, el rival republicano de Clinton en la contienda presidencial.

Otra manifestante, Tiara Wills, de Filadelfia, dijo que votará por Clinton pero solo porque la considera "el mal menor" comparado con Trump.

___

La periodista de Associated Press Erica Werner contribuyó a este despacho.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario