Mundo 28 agosto 2016

Paraguay: Presidente visita fuerzas antiterroristas

ASUNCION, Paraguay (AP) — El presidente Horacio Cartes pidió firmeza a los agentes antiterroristas, durante una reunión en el norte del país el domingo, para atrapar al grupo guerrillero al que se atribuye la muerte de ocho militares en una emboscada.

"Esta sangre derramada debemos transformarla en determinación, debemos trabajar con inteligencia, no como un loco. Quien no esté dispuesto a esto, puede retirarse", dijo Cartes a los soldados y oficiales, según reporta el portal digital de la estatal agencia de noticias Ipparaguay.

La reunión se hizo en un puesto militar en las afueras de la ciudad norteña de Concepción.

El fiscal antisecuestro Alejo Vera dijo a los periodistas que mediante la autopsia "se comprobó que los militares fueron ajusticiados porque recibieron disparos en la cabeza, e incluso varios tenían heridas de arma blanca, como si hubieran sido apuñalados".

Federico Delfino, otro de los fiscales intervinientes en el lugar del ataque en el pueblo Arroyito, a 490 kilómetros al norte de Asunción, confirmó que los criminales robaron a los militares ocho fusiles M4, chalecos antibalas y una ametralladora antiaérea.

Versiones de la prensa local, no confirmadas ni desmentidas por las autoridades, señalaron que el atentado habría sido perpetrado por un desprendimiento del autodenominado Ejército del Pueblo Paraguayo.

La nueva banda sería liderada por Alejandro Ramos, expulsado de la agrupación principal que mantiene secuestrados a un policía y dos agricultores menonitas.

No obstante, la Fuerza de Tarea Conjunta integrada por militares, policías y agentes antidrogas no confirmó aún si el ataque del sábado fue obra de los guerrilleros o de narcotraficantes.

El analista político Horacio Galeano dijo a la Associated Press que "meterse en una guerra de guerrilla es un asunto complejo porque los militares y policías no están entrenados para enfrentar a un rival invisible pero existente".

"La guerrilla paraguaya, por los videos difundidos por sus mismos comandantes, tiene una fuerte raíz ideológica: es de extrema izquierda enfrentada al capitalismo y como dicen ellos, a la supuesta oligarquía paraguaya" añadió. "Entonces, se tendría que cambiar el método de combate, no solo con las armas sino dándole a las comunidades pobres en donde operan, la asistencia estatal de trabajo, educación, salud y otros".

Para Alfredo Boccia, experto en historia de grupos rebeldes en Paraguay, "la guerrilla no tiene posibilidades de llegar al poder, pero está operando con algún éxito en el norte por debilidades del Estado".

Este aumento de la violencia se produce en momentos que el gobierno de Colombia y la guerrilla de las FARC anunciaron la firma de un acuerdo de paz tras cuatro años de negociaciones arduas. El cese de fuego en el conflicto colombiano, que lleva más de medio siglo, entrará en vigor el lunes a medianoche.

Desde 2008, la banda paraguaya se dedica al secuestro de hacendados con fines extorsivos y a atacar puestos policiales y militares. Desde entonces ha matado a 13 militares, 13 policías y 26 civiles.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario