Mundo 21 junio 2016

Paraguay: Pérez Corradi no desea ser extraditado a Argentina

ASUNCION, Paraguay (AP) — El argentino Ibar Esteban Pérez Corradi, detenido en Paraguay como sospechoso de estar implicado en el tráfico de efedrina y en el crimen de tres empresarios en 2008, dijo el martes a un juez que no desea ser extraditado porque teme por su vida.

El juez de garantías Julián López explicó a periodistas en el palacio de justicia que durante la audiencia de identificación "Pérez Corradi me dijo que no deseaba ir extraditado a su país porque teme por su vida".

"Comentó que en su causa, supuestamente, estarían involucradas exautoridades del gobierno anterior (de Cristina Fernández), sin dar nombres", indicó el magistrado.

López aclaró que sólo identificó a Pérez Corradi como tal de acuerdo con el pedido de detención con fines de extradición que enviaron las autoridades judiciales argentinas.

"El exhorto de extradición no llegó y debe ser firmado por un juez federal, adjuntando el expediente de cada caso en donde, supuestamente, el sospechoso estaría involucrado. El pedido de detención que tenemos fue firmado por otro juez que ya no atiende la causa en Argentina", especificó López.

En tanto, Ricardo Ortiz, director de asuntos judiciales internacionales del Ministerio de Relaciones Exteriores, aclaró que "el exhorto argentino debe ser tramitado por la vía diplomática y debería llegar en un plazo de 45 días a partir de hoy".

Con relación a la negativa de Pérez Corradi a ser extraditado, Ortiz comentó que desde el punto de vista del derecho "le asiste la garantía de expresar su posición, pero será un juez el que resolverá el caso".

Carlos Broitman, abogado de Pérez Corradi, afirmó por su parte a radio Vorterix de Buenos Aires que su defendido "va a identificar a los autores intelectuales" del triple crimen ocurrido en 2008, entre los que involucró a "empresarios, gente del gobierno (de entonces) y gremialistas".

El asesinato del farmacéutico Sebastián Forza, su socio Damián Ferrón y el empresario Leopoldo Bina conmocionó a los argentinos y que tiene ramificaciones con el narcotráfico. Pérez Corradi es sospechoso de ser el autor intelectual del hecho.

En Paraguay Pérez Corradi tiene una causa abierta por la posesión de un pasaporte falso a cargo del juez de garantías Oscar Delgado, quien resolvió la prisión preventiva del detenido en el cuartel antimotines de la policía, en la periferia sur de Asunción. En esta causa la fiscal Sandra Quiñónez tiene tiempo hasta el 20 de diciembre para presentar su alegato final, pero adelantó que cuando llegue el pedido de extradición pedirá aplicación del "criterio de oportunidad" para que Pérez Corradi tenga el camino libre para su eventual traslado a Argentina.

El argentino, detenido el domingo en la ciudad brasileña de Foz do Yguazú y entregado a las autoridades paraguayas, es sospechoso en su país de tráfico ilegal de efedrina, el precursor químico para la fabricación de metanfetaminas.

El ministro argentino de Justicia Germán Garavano denunció en declaraciones a Radio Nacional que durante el gobierno de Fernández (2007-2015) y su antecesor y fallecido marido Néstor Kirchner (2003-2007) existió una "profunda impunidad" por la cual si alguien escapaba es porque pensaba que "no iba a ser atrapado" y en ese sentido advirtió que ciertos jueces "deberían dar un paso al costado".

En tanto el secretario argentino de Seguridad, Eugenio Burzaco, afirmó que durante el tiempo que estuvo prófugo Pérez Corradi volvió "varias veces" a Argentina y "se movía por la zona norte de Buenos Aires con alguna facilidad".

El funcionario dijo que el acusado tuvo "complicidad de las fuerzas de seguridad y, probablemente, también política".

Por el triple crimen fueron condenados tres hombres que se fugaron de la prisión a principios del año aparentemente con la connivencia de funcionarios carcelarios y fueron atrapados poco después en un espectacular operativo de seguridad.

La fuga y captura mantuvo en vilo a los argentinos por un supuesto trasfondo de corrupción policial y política detrás del caso. Uno de los condenados había denunciado meses antes que el exjefe de gabinete Aníbal Fernández había sido el autor intelectual de los asesinatos. El funcionario ha negado esa versión en varias oportunidades.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario