Mundo 11 julio 2016

Paraguay: líder campesino condenado a 35 años de cárcel

ASUNCION, Paraguay (AP) — El campesino Rubén Villalba fue condenado el lunes a 35 años de cárcel acusado de la muerte de seis policías durante una balacera en 2012, mientras otros siete labriegos recibieron penas de entre cuatro y 20 años de prisión.

La lectura de la sentencia fue interrumpida durante unos 20 minutos en la sala de sesiones del Tribunal en la capital paraguaya debido al griterío de familiares y amigos de los trabajadores rurales.

Al reanudarse la reunión, el juez Ramón Trinidad ordenó a su asistente que leyera el veredicto.

Villalba de 51 años y militante del opositor Partido Comunista, fue condenado a 30 años de prisión más cinco años de encierro como medida de seguridad por los delitos de asociación criminal y homicidio doloso consumado y agravado. Fue considerado líder del grupo.

Otros siete campesinos fueron sentenciados a penas carcelarias de entre cuatro y 20 años.

En tanto, tres mujeres cumplirán en sus respectivas viviendas seis años de prisión domiciliaria.

Un campesino de 14 años de edad fue condenado en 2013 a dos años de prisión domiciliaria con suspensión, por el delito de complicidad.

El abogado Amelio Sisco, uno de los defensores de los campesinos, dijo en una conferencia de prensa que la resolución del Tribunal "es nula para nosotros porque la fiscalía no presentó pruebas como por ejemplo, no exhibió las armas supuestamente utilizadas por mis clientes ni pudo indicar en qué sitio de las 2.000 hectáreas estaba cada uno de los juzgados".

"Inmediatamente, apelaremos y posteriormente iremos ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH)", acotó.

Sisco recordó que la fiscalía "increíblemente no investigó quien mató a los 11 campesinos".

El 15 de junio de 2012 en el interior de un terreno a casi 300 kilómetros al noreste de Asunción, en las afueras del pueblo Curuguaty, hubo un intento de desalojo que terminó en un enfrentamiento armado con la muerte de seis policías y 11 campesinos.

La fiscalía solicitó penas carcelarias de entre 5 y 40 años para los 11 acusados por asociación criminal, homicidio doloso, invasión a inmueble ajeno y obstrucción a la persecución penal.

En tanto, los defensores solicitaron la absolución de sus clientes porque adujeron que no se exhibieron las pruebas.

El inmueble fue donado en 1967 al Estado por la compañía paraguayo-argentina La Industrial Paraguaya para la construcción de un cuartel de la Armada. El gobierno de entonces aceptó el obsequio por decreto pero no tramitó el título de propiedad.

Los labriegos consideraron a la finca como perteneciente al Estado por lo que desde 2004 la ocupaban solicitando a diferentes gobiernos su entrega como parte de la reforma agraria.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario