Deportes 12 julio 2016

Para Odúbel y CarGo el Juego de Estrellas es asunto familiar

SAN DIEGO (AP) — En su primer Juego de Estrellas, Odúbel Herrera no quiso acaparar los reflectores y prefirió cedérselos a su padre. Carlos González, su coterráneo del estado venezolano de Zulia, está en su tercera participación, pero involucra también a numerosos parientes en esta experiencia.

Para ambos, el clásico de mitad de temporada es también un asunto y una fiesta de familia.

El padre homónimo de Herrera se dedicó a responder preguntas de los periodistas, muchos de los cuales rieron, durante las entrevistas concedidas en el marco del Juego de Estrellas. Tan divertido como los reporteros estaba el jardinero de los Filis de Filadelfia, quien portaba gafas oscuras y se reclinó en su asiento mientras Odúbel padre hablaba.

"Él consiguió llegar a las mayores y al Juego de Estrellas gracias a Dios y a San Benito, santo patrono del pueblo en Zulia, donde venimos", dijo el padre. "Yo a él le puse también el nombre de David. Se llama Odúbel David, porque quiero que sea como David Concepción y porque nació el día de San David, 29 de diciembre".

Y para que Odúbel David pueda emular al tremendo campocorto de los Rojos de Cincinnati, el padre le ha dado varios consejos.

"Lo sigo mucho por la televisión desde Venezuela, y a veces veo lo que le hace falta, para 'coachearlo'. Le dije 'm'hijo, trata de hacer más contacto con la pelota, que del contacto salen los hits. Mientras te ponches no hay esperanza de nada, pero si haces contacto, al menos tienes la esperanza de que la pelota caiga a campo de nadie. Hay que ver bien la pelota'", rememoró.

Funcionó. Herrera batea este año para .294, con 10 jonrones y 33 impulsadas.

La madre de Herrera, Lérida Andrade, tiene un carácter mucho menos extrovertido. Con una sonrisa tímida, observaba la escena a unos metros.

Pero según el "Torito" Herrera, también Andrade le ha dado consejos valiosos, no sobre el béisbol, sino sobre la vida.

"Ella me ayuda a seguir bien en el camino de la vida", dijo el pelotero de 24 años. "Es mi madre, y quiere lo mejor para mí".

González no le cedió los micrófonos a su padre, pues no lo acompaña en esta ocasión. En cambio, se ha divertido con una decena de parientes que están actualmente en San Diego.

"Tengo mucha familia que está acá, mis mellizas, mi mamá... hermanas, hermanos, primos, sobrinos. Tengo el apoyo de toda mi familia", manifestó. "Seguramente conviviremos después del partido. Quizás veamos una película".

"CarGo" tiene otro hijo, de 7 años, dos más que las mellizas. El niño, llamado Santiago, admira desde luego a su padre, aunque según el astro venezolano, todavía no entiende muy bien lo que pasa en el mundo de la pelota.

"Yo le decía, una vez, junto a Ken Griffey Jr., 'mira, Santi, él es mi ídolo'. Y Santi le dijo, 'no, mi papi es mejor que tú", contó González, quien no pudo conquistar la víspera el Derby de Jonrones, pero está cumpliendo una buena temporada, con un promedio de .318, 19 vuelacercas y 54 remolcadas.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario