Mundo 27 abril 2016

Papúa Nueva Guinea cerrará campo de detención australiano

SYDNEY, Australia (AP) — El destino de cientos de solicitantes de asilo retenidos en un centro de detención en Papúa Nueva Guinea estaba en el limbo el miércoles tras el anuncio del primer ministro del país del cierre de las instalaciones tras un fallo judicial que determinó que el campo, establecido por Australia en la nación insular, no es legal.

Las instalaciones en la isla Manus de Papúa Nueva Guinea se cerrarán y el país pedirá de inmediato a las autoridades australianas que gestionen el traslado de los 900 solicitantes de asilo internos allí, indicó el primer ministro, Peter O'Neill.

El fallo del Tribunal Supremo papú planteó nuevas dudas sobre el futuro de la divisiva política australiana de negarse a aceptar a los solicitantes de asilo que intentan llegar a sus costas en barco. En su lugar, Australia paga a Papúa Nueva Guinea y Nauru para que los retenga en campos de detención.

"No tenemos previsto que los solicitantes de asilo sigan retenidos como hasta ahora en el Centro Manus", explicó O'Neill en un comunicado.

Los que sean considerados refugiados legítimos podrían ser reubicados en el país "si desean formar parte de nuestra sociedad y hacer una contribución a nuestra comunidad", apuntó.

"Está claro que varios de estos refugiados no quieren instalarse en Papúa Nueva Guinea y esta es su decisión", dijo.

El anuncio de O'Neill, que no ofreció un marco temporal para el cierre de las instalaciones, sigue a un fallo del Supremo del país que el martes decretó que la detención de los hombres en el centro de Manus era una violación del derecho constitucional a la libertad personal. Las autoridades australianas habían evitado responder al veredicto, y el ministro de Inmigración, Peter Dutton, dijo que ninguno de ellos será reubicado en Australia a pesar de los pedidos de los grupos de derechos humanos.

Un ciudadano iraní detenido en un centro para migrantes de Australia en Nauru se prendió fuego en una aparente protesta por las estrictas políticas australianas sobre los solicitantes de asilo. Dutton indicó que sería evacuado por aire de la nación insular del Pacífico para recibir tratamiento el miércoles por la noche.

"Está en un estado muy, muy grave y su pronóstico no es en absoluto bueno", dijo Dutton a periodistas.

Dutton insistió en que el fallo judicial papú no cambia la política de Australia. Autoridades del país están en conversaciones con otros países que podrían aceptar a detenidos que no hayan sido declarados refugiados legítimos, explicó el responsable.

Australia ya tiene un acuerdo con Camboya que permite que los refugiados retenidos en Nauru puedan instalarse allí, aunque solo cinco personas se han acogido a esta opción por el momento.

El primer ministro australiano, Malcolm Turnbull, dijo que el gobierno no tiene un plan inmediato para recurrir al fallo del martes, que pidió a ambos países que pongan fin a las detenciones pronto.

"Como saben, no somos parte del litigio, pero es algo que estamos considerando", explicó Turnbull a reporteros en Brisbane. "No puedo ofrecer un mapa de ruta definitivo desde aquí".

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario