Entretenimiento 28 abril 2016

"Papa": Hemingway y Hollywood vuelven a Cuba décadas después

LOS ANGELES (AP) — Ernest Hemingway salió de Cuba poco después del triunfo de la revolución cubana y al inicio del enfriamiento de relaciones bilaterales con Estados Unidos. Casi 60 años después, el difunto autor de "El viejo y el mar" regresa a la isla gracias a la magia del cine, con el primer largometraje hollywoodense filmado en Cuba desde 1959.

Se trata de "Papa: Hemingway en Cuba", que se realizó con el permiso de los gobiernos de Estados Unidos y Cuba antes de que se restablecieran las relaciones diplomáticas entre ambos países.

"Hemingway salió cuando las puertas se cerraban y dejó su adorada casa en la que vivió durante muchos, muchos años para regresar a Estados Unidos y morir 18 meses después. Ahora, Hemingway ha regresado a ayudar a abrir las puertas de nuevo", dijo el protagonista de la cinta, Adrian Sparks, en una entrevista reciente con The Associated Press.

"Papa", como afectuosamente se le llamaba a Hemingway, vivió en Cuba de 1939 a 1960. Se quitó la vida en Idaho en 1961, luego de ganar el premio Nobel de Literatura por clásicos como "Fiesta: También sale el sol", "Adiós a las armas", "Por quién doblan las campanas" y "El viejo y el mar". También ganó el premio Pulitzer por esta última obra, que fue escrita en Cuba.

La cinta dirigida por Bob Yari se estrena este viernes. Es una producción estadounidense, cubana y canadiense basada en el guion autobiográfico de Denne Bart Petitclerc, quien murió en el 2006. Muestra a Petitclerc como el joven periodista Ed Myers, interpretado por Giovanni Ribisi, que conoce a Hemingway a fines de los años 50 tras enviarle una carta y luego se hacen amigos.

También actúan Joely Richardson, Minka Kelly y James Remar.

A través de varias visitas a su casa, Myers irá conociendo la grandeza de su héroe, su amor recíproco con Cuba y su gente, y las aflicciones que lo atormentan.

"Ha habido varias películas sobre Hemingway. Esta es la primera que aborda este período de su vida", indicó Sparks, quien tiene un extraordinario parecido físico con Hemingway. "Es un período delicado. La cinta cuenta un viaje poderoso y trata de entender al hombre".

La cinta destaca la casa del escritor y muestra otras partes de Cuba, como el bar El Floridita, donde Hemingway tomó daiquiris en grandes cantidades, y el hotel Ambos Mundos, donde vivió temporalmente. También muestra el mar, la playa, un poco del campo y autos estadounidenses clásicos, pero no resalta mucho al país en general.

La filmación se realizó durante nueve días en el 2013 y luego entre abril y mayo del 2014, de acuerdo con Yari. En diciembre del 2014, el presidente Barack Obama anunció que Cuba y Estados Unidos comenzarían a negociar el restablecimiento de relaciones diplomáticas.

Debido a la falta de voluntad de ambos países y el embargo económico de 54 años impuesto por Washington, otras películas que se desarrollan en Cuba, como "El padrino: Parte II" y "La Habana", de los años 90, se filmaron en lugares parecidos, como la República Dominicana.

Este es el primer largometraje filmado en la isla con director y actores estadounidenses, aunque antes otras producciones norteamericanas se han rodado en Cuba, como el documental de 1999 "Buena Vista Social Club", de Wim Wenders.

"No puedes saber lo emocionado que estoy de haber podido concretar lo que me propuse, crear como un puente entre los pueblos de Cuba y Estados Unidos. Creo que las artes son el mayor puente para, digamos, sobrellevar problemas gubernamentales", manifestó el director.

"La gente cubana y el pueblo estadounidense realmente no son enemigos, ni deben de serlo. Espero que esta cinta ayude a, digamos, resanar ese puente, esa brecha que ha sido creada entre estos dos pueblos", agregó.

Yari, productor de la cinta ganadora del Oscar "Crash", dijo que lo más difícil para realizar la película no fue el financiamiento (costó menos de 3 millones de dólares) ni las carencias de ciertos equipos, sino conseguir los permisos de Estados Unidos.

"Papa" logró permiso para filmar tras ser considerado un largometraje dramático basado en hechos reales. El permiso estadounidense lo consiguió con la ayuda de las senadoras demócratas de California Dianne Feinstein y Barbara Boxer, agregó Yari.

La cinta también fue concretada sin una empresa garante, requerida para proyectos independientes, debido a que ninguna compañía tenía experiencia con Cuba, agregó.

El gobierno cubano colaboró con la producción y permitió el uso de Finca Vigía, la casa de Hemingway que ahora es un museo y solo se puede ver a través de ventanas, situada a unos 16 kilómetros (10 millas) al sureste de La Habana. Cuba incluso prestó una de las máquinas de escribir que usó el novelista y aprobó la colaboración del Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematográficos, que ayudó con los sets, el vestuario y actores locales.

"Una de las cosas que aprendí fue entender mejor no solo que Hemingway era amado en Cuba, sino cuanto amó Hemingway a Cuba", dijo Sparks, quien también ha interpretado a Hemingway en una obra teatral escrita por el ganador de Pulitzer John de Groot.

Hasta hace poco, la filmación de una cinta de Hollywood en Cuba hubiera causado indignación entre los cubanoamericanos anticastristas, que dicen que el comercio con Cuba atiza la represión en la isla.

Después de "Papa", que se presentó en diciembre en el Festival de Cine de La Habana, producciones estadounidenses como "Fast and Furious" y "House of Lies" han pedido permiso para filmar o han filmado en Cuba.

___

E.J. Támara está en Twitter como https://www.twitter.com/EJTamara

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario