Mundo 27 febrero 2016

Papa entrega símbolo de unidad a presidente argentino

CIUDAD DEL VATICANO (AP) — El papa Francisco destacó el valor de la unidad tras una reunión con el presidente de su Argentina natal, con quien ha expresado diferencias en torno al matrimonio homosexual.

Francisco y Mauricio Macri se reunieron en audiencia privada el sábado en la Biblioteca del Palacio Apostólico de la Santa Sede, que se extendió durante 22 minutos.

En 2009, cuando Francisco era el arzobispo de Buenos Aires, Macri era el alcalde de la ciudad. El futuro papa reaccionó airadamente cuando Macri decidió no apelar un fallo judicial que otorgó la licencia matrimonial a una pareja gay. El magisterio de la Iglesia sostiene que el matrimonio es entre un hombre y una mujer. Macri replicó entonces que era necesario aceptar la realidad cambiante.

Argentina legalizó el matrimonio gay en 2010.

Macri invitó durante la reunión a Francisco a visitar Argentina donde le esperan "millones de fieles" a lo que el pontífice se comprometió a hacerlo "lo antes posible", afirmó un comunicado de la presidencia argentina.

El sábado, el pontífice entregó a Macri una medalla grabada con un olivo de dos ramas, y dijo que simboliza la unidad cuando algo "en el medio no funciona". Por su parte el presidente argentino obsequió al papa una cruz, un poncho y varios CDs de música, haciendo referencia al crecimiento que está experimentando el chamamé, un estilo musical y de danza de la norteña provincia de Corrientes, en el país del que ambos son oriundos.

El Vaticano calificó la reunión de "cordial". Dijo que se abordaron "temas de mutuo interés, tales como la ayuda al desarrollo integral, el respeto a los derechos humanos, la lucha a la pobreza y al narcotráfico, la justicia, la paz y la reconciliación social".

"Todo fue muy cordial y estoy contento de habernos encontrado nuevamente. Años atrás parecía imposible imaginar este encuentro cuando él era obispo de Buenos Aires y yo jefe de Gobierno", señaló por su parte Macri en una rueda de prensa en la que habló sobre sus impresiones del encuentro.

"El (papa) está preocupado por la integración de los chicos, a través del estudio y del deporte y alejados de los males de la calle", continuó Macri.

El presidente acudió al encuentro acompañado de su esposa, Juliana Awada, el jefe de gabinete del gobierno argentino, Marcos Peña, la canciller Susana Malcorra, y otros cargos políticos de su gobierno.

"Le comenté mi gran preocupación por unir a los argentinos, dejar atrás los rencores y trabajar en agenda común de futuro para resolver los problemas del país, especialmente la pobreza y el narcotráfico", explicó Macri.

"Espero seguir trabajando junto a la Iglesia argentina en este tema, ir virando a un país de pobreza cero y por ese motivo fue muy importante haber coincidido en la importancia de estar juntos y unidos", afirmó el mandatario.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario