Mundo 26 junio 2016

Papa defiende mencionar la palabra "genocidio" en Armenia

A BORDO DEL AVIÓN PAPAL (AP) — El papa Francisco defendió su utilización de la palabra "genocidio" para describir la masacre de armenios durante la era otomana al afirmar el domingo que él se ha referido siempre así a esos hechos sin la intención de ofender y habría sido "muy extraño" no mencionarla.

Turquía acusó a Francisco de asumir una mentalidad de las "cruzadas" por catalogar como "genocidio" esas muertes ocurridas en 1915 durante la visita de tres días que efectuó a Armenia. El Vaticano rechazó enérgicamente esos señalamientos.

Ya en el viaje de regreso de Francisco al Vaticano después de partir de Armenia, se le preguntó por qué decidió agregar la palabra "genocidio" a sus declaraciones preparadas de antemano, y respondió que siempre la había utilizado en Argentina, donde tenía estrechos vínculos con la comunidad armenia.

"Cuando hablábamos del exterminio armenio, la palabra que usábamos era 'genocidio'. Yo no conocía ninguna otra", señaló el pontífice. Sólo después de que se convirtió en papa conoció otras expresiones para referirse a ese capítulo de la historia — el "Gran Mal" o la "terrible tragedia"_, y que el término "genocidio" tiene peso jurídico para los reclamos armenios de una indemnización.

Sin embargo, Francisco dijo que decidió utilizar el viernes la palabra en su discurso durante la bienvenida que le dispensaron en el palacio presidencial armenio porque él ya la había utilizado previamente, igual que San Juan Pablo II antes, y "habría parecido muy extraño no mencionarla en Armenia".

"Jamás la he dicho con un ánimo ofensivo, sino objetivamente", agregó.

Francisco concluyó el domingo su visita con exhortaciones a favor de estrechar aún más los vínculos con la Iglesia ortodoxa oriental de Armenia y una declaración conjunta con el representante de la iglesia apostólica en la que se pronunciaron sobre el sufrimiento de los cristianos en el Oriente Medio.

Francisco también visitó un monasterio cerca de la frontera occidental de Armenia con Turquía, que está cerrada, donde él y el patriarca armenio soltaron dos palomas blancas en un gesto de paz.

Sin embargo, lo que continuaba causando controversia fue que Francisco reconociera desde el primer día de su visita que la matanza de alrededor de 1,5 millones de armenios a manos de los turcos otomanos constituyó un "genocidio" planificado.

Turquía reaccionó enérgicamente el sábado en la noche. El viceprimer ministro Nurettin Canikli describió las declaraciones del papa como falsas, "muy lamentables" y señaló que tenían como distintivo la "mentalidad de las cruzadas".

Turquía rechaza el término genocidio, ya que considera que la cifra de muertos mencionada por los historiadores fue inflada y que personas de ambos bandos perdieron la vida al desplomarse el Imperio Otomano en medio de la Primera Guerra Mundial.

Cuando Francisco mencionó por primera vez el año pasado la palabra genocidio, Turquía retiró a su embajador durante 10 meses y acusó al papa de propagar mentiras.

El domingo, Francisco se dedicó a asuntos religiosos: participó en una liturgia al aire libre en el recinto de la Catedral apostólica armenia en Etchmiadzin, la sede de la Iglesia ortodoxa oriental allí. Armenia, una nación de tres millones de habitantes sin acceso al mar, fue la primera en el mundo que adoptó el cristianismo como religión de Estado en el año 301.

En medio de evocadores cánticos, Francisco recorrió en procesión la pasarela central del complejo de Etchmiadzin junto con el patriarca, el Catholicós Karekin II, bajo un dosel bordado en oro y en medio de nubes de incienso.

Durante la ceremonia de dos horas celebrada por Karekin, Francisco permaneció de pie a un costado del altar y en su saludo pidió mayor unidad entre las dos iglesias.

______

Nicole Winfield está en Twitter como: www.twitter.com/nwinfield

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario