Mundo 26 julio 2016

Pacto migrante de la UE, en cuestión ante el caos en Turquía

ATENAS (AP) — Incluso antes de que Turquía se viera sumida en una crisis por un intento de golpe de Estado, su acuerdo con la Unión Europea para detener la migración hacia Occidente se veía bajo tensión: los turcos no habían obtenido el permiso prometido para viajar sin visado y Grecia estaba sobrepasada por solicitudes de asilo que han detenido las deportaciones durante semanas.

Ahora, los críticos del acuerdo alegan que Turquía es aún más insegura y advierten que el acuerdo podría derrumbarse por completo, agravando la ansiedad en la vecina Grecia, la principal vía de entrada de los migrantes a la Unión Europea.

Amnistía Internacional dijo haber reunido pruebas sobre que las personas detenidas en la amplia purga del presidente, Recep Tayyip Erdogan, contra supuestos simpatizantes del intento de insurrección del 15 y 16 de julio, están sufriendo golpizas y torturas.

"Ante acusaciones de torturas en detención, una persecución de la libertad de expresión y un retroceso general de derechos, la UE no puede pretender externalizar sus responsabilidades con los refugiados a Turquía", afirmó a AP el subdirector de AI en Europa.

"Amnistía y otros grupos ya han demostrado que Turquía no es un país seguro al que devolver a los refugiados. Y los sucesos de la semana pasada sólo hacen más probable que la situación se agrave", añadió.

Más de un millón de migrantes cruzaron el año pasado al continente europeo, la mayoría desde Turquía a las cercanas islas griegas. La cantidad de llegadas cayó de forma drástica después de que Ankara alcanzara un acuerdo con la UE en marzo, endulzado con un cuantioso apoyo económico y promesas de levantar las restricciones de viaje a Europa para los turcos. La OTAN recibió autorización para patrullar el este del Egeo, mientras que los migrantes llegados a partir del 20 de marzo fueron detenidos para su deportación.

El experto en migraciones Brad Blitz indicó que en lo referente a devolver a los refugiados, el acuerdo está probablemente condenado.

"Sinceramente, no veo cómo podría afirmar alguien que Turquía es un país seguro. No creo que fuera un país seguro antes en términos de devolver gente, pero esta (purga) es tan descarada, con miles de personas detenidas y acusaciones de tortura... La situación allí es tan inestable que quizá vean a periodistas y académicos turcos llegando por el Egeo con los migrantes", afirmó Blitz, profesor de la Universidad de Middlesex de Londres.

"Pondrá más presión sobre Grecia", añadió.

Hay más de 57.000 migrantes varados en Grecia, con 8.500 esperando posible deportación en Lesbos, Chios y otras islas próximas a Turquía. Por ahora, menos de 500 han sido devueltos y ninguno desde mediados de junio, ya que las autoridades siguen abrumadas por las solicitudes de asilo.

Según los datos del gobierno, las llegadas de migrantes han aumentado a ligeramente a unas 100 al día, aproximadamente el doble que en las últimas semanas pero aún muy por debajo de los niveles masivos registrados el pasado otoño, cuando las llegadas diarias alcanzaron las 3.000 personas.

En las últimas semanas se han repetido los brotes de violencia en los abarrotados campos de detención de las islas, donde algunos locales han celebrado protestas, molestos por el efecto de la crisis en el turismo.

En Bruselas, las autoridades de la UE han dicho poco sobre las perspectivas del acuerdo migratorio.

El portavoz de la Comisión Europea, Margaritis Schinas, dijo el viernes a los periodistas que "va por descontado con la comisión sigue la situación en Turquía".

"Por el momento, mantenemos nuestra posición. Las garantías (proporcionadas por Ankara) son válidas", afirmó.

Es probable que la inestabilidad en Turquía se note en Grecia en los próximos dos meses, alegó Thanos Dokos, director de la Hellenic Foundation for European and Foreign Policy, un grupo de estudios en Atenas.

"Ahora tenemos un enfriamiento de las relaciones entre la UE y Turquía por las purgas y el debate sobre la pena de muerte, y sospecho que el señor Erdogan no estará de humor para facilitar la vida de los países de la UE cuando se trata de la situación de los refugiados", dijo Dokos.

"De modo que podríamos ver en los próximos meses un regreso a la situación de finales de 2015 o principios de 2016, cuando grupos más grandes de gente cruzaban el Egeo todos los días. Cuando digo cifras más grandes, no creo que volvamos a las 3.000 personas al día".

___

Becatoros informó desde Estambul, Turquía. Raf Casert, en Bruselas, contribuyó a este despacho. Sígalos en Twitter en http://www.twitter.com/dgatopoulos , http://www.twitter.com/ElenaBec y http://twitter.com/rcasert

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario