Deportes 08 agosto 2016

Otra decepción de Brasil: empata sin goles ante Irak

BRASILIA (AP) — Tan pronto sonó el silbato final del árbitro, llovieron los abucheos desde las gradas. Cabizbajos, y mientras sus oponentes eran vitoreados por sus propios hinchas, los jugadores de la selección de Brasil no pudieron hacer más que enfilar hacia el camerino con otro humillante resultado en el torneo de fútbol de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro.

Por segundo partido consecutivo, Neymar y compañía empataron sin goles con un rival teóricamente inferior, esta vez Irak, para alimentar las críticas y dudas sobre una selección que no se ha sacudido el fantasma de la Copa del Mundo de 2014 y sus otros fracasos recientes.

"Tenemos que disculparnos con los fanáticos, con la gente de Brasilia", dijo el técnico de Brasil Rogerio Micale, quien tomó las riendas de la selección olímpica tras el despido de Dunga luego de la eliminación en la fase de grupos de la Copa América Centenario en julio. "No jugamos nuestro mejor partido. Sentimos que dejamos a nuestros hinchas frustrados".

Tras saldar con el mismo resultado su debut ante Sudáfrica, Brasil marcha segundo en el Grupo A, empatado con Irak y dos unidades debajo del líder Dinamarca, que el domingo superó 1-0 a los sudafricanos. Se trata de una situación inesperada para una selección que reservó a su mayor estrella en búsqueda de conquistar el oro olímpico, el único título que falta en su palmarés.

Aunque tuvieron 20 remates al arco iraquí, los brasileños volvieron a fallar en los momentos cruciales, y Neymar pareció hundirse bajo el peso de las tremendas expectativas de un país que no olvida el revés 7-1 ante Alemania en las semifinales del Mundial, ni las eliminaciones en la fase de grupos de la Centenario de este año y en la segunda ronda de la Copa América del año pasado.

Brasil se juega la vida el miércoles en Salvador en el cierre de la primera ronda ante Dinamarca.

Frustrados y molestos, los hinchas brasileños corearon "Marta, Marta", en referencia a la estrella de la selección verdeamarela que ganó sus dos primeros partidos en el torneo de mujeres. Y después del resultado final, la selección iraquí se llevó el aplauso del público.

Gabigol y Gabriel Jesus, dos de los prometedores jugadores de Brasil, tampoco pudieron hacer mucho, y el segundo, que la semana pasada fue fichado por Manchester City, fue abucheado a todo pulmón al ser reemplazado en el segundo tiempo.

"A medida que pasa el tiempo y no podemos anotar, aumenta la ansiedad, y en esta situación es más fácil cometer errores", señaló Micale. "Es normal".

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario