Deportes 12 agosto 2016

Oro y récord mundial para Ledecky, plata para Phelps

RIO DE JANEIRO (AP) — Michael Phelps demostró finalmente que es humano y se tuvo que conformar el viernes con la medalla de plata en los 100 metros estilo mariposa, mientras que Katie Ledecky dejó en claro que está lista para asumir su papel como la figura más dominante de la natación al ganar en forma aplastante su cuarta medalla de oro de los Juegos Olímpicos de Río con un récord mundial en los 800 libre.

Phelps, que buscaba su quinta presea dorada, tomó la delantera pero falló en el momento decisivo, cuando normalmente liquida a sus rivales. No tuvo resto y fue pasado por Joseph Schooling, de Singapur. El estadounidense terminó compartiendo la presea de plata con otros dos nadadores que registraron el mismo tiempo, el húngaro Laszlo Cseh y el sudafricano Chad le Clos.

Schooling cronometró 50.39 y sus tres escoltas 51.14.

"Joe (Schooling) es un tipo duro. Tuvo un gran año el año pasado. Ha corrido muy bien los dos últimos años", manifestó Phelps. "Lo felicito. Hizo una gran carrera".

"No creo haber estado nunca en un empate. Un triple empate es algo rarísimo. Pero simpático al mismo tiempo", agregó.

Schooling, por su parte, afirmó que "ha sido un camino muy duro, no voy a mentir. Espero que esto abra nuevas puertas para el deporte en mi país".

Cuando se le preguntó qué le había dicho Phelps, respondió: "Me dijo 'bien hecho, fue una gran carrera'. Yo le dije, '¿cuatro años más?', y me contestó 'ni loco'''.

Phelps había ganado sus cuatro pruebas previas, en los 200 mariposa, 200 combinado y los relevos de 4x100 y 4x200 libre. En total suma 27 medallas olímpicas, incluidas 22 de oro, cifras que difícilmente alguien pueda igualar. Y el sábado podría sumar otra con un relevo.

La también estadounidense Ledecky, otra con un programa agotador, tuvo todo el resto que le faltó a Phelps. Tomó la punta tempranamente y no la soltó. De hecho, fue aumentando su ventaja con cada vuelta y terminó ganando por casi media piscina, en 8.04.79. Mejoró en casi dos segundos el registro mundial de 8.06.68 que ella misma había fijado en enero.

Fue su quinta medalla de la justa y cuarta de oro. Previamente había ganado los 200 y 400 libre y el relevo de 4x200 libre. Además conquistó plata con el relevo de 4x100 libre.

"Era mi última carrera. Decidí dejarlo todo aquí", expresó Ledecky. "Los Juegos Olímpicos son lo máximo que hay, y hay que esperar otros cuatro años para vivir de nuevo estos momentos. Quería disfrutar y dar lo mejor de mí".

"Mi objetivo era hacer 8.05. Conseguí todo lo que me propuse esta semana. Esto es producto de la visión que tuvimos con mi técnico Bruce Gemmell hace tres años. Nos fijamos todas estas metas y no íbamos a parar hasta cumplirlas".

La jornada deparó una segunda sorpresa cuando la estadounidense Maya DiRado, de raíces argentinas, conquistó los 200 espalda, dejando a la "Dama de Hierro" Katinka Hosszu con las ganas de colgarse una cuarta presea dorada.

DiRado rebasó a la húngara en la última brazada prácticamente y ganó en 2.05.99. Hosszu se quedó con la plata en 2.06.06 y la canadiense Hillary Caldwell se llevó el bronce.

"Era una carrera muy pareja, había que pelear esa medalla. No sabía quién tocaría el muro primero, solo sé que me estrellé contra la pared. Hasta se me rompió una uña", comentó DiRado, quien es de padre argentino.

"Hice mi carrera. Pero hoy Maya fue más rápida", señaló Hosszu. "Gané cuatro medallas olímpicas, estoy supercontenta".

La cuarta presea dorada de la penúltima jornada de la natación fue para el estadounidense Anthony Ervin en los 50 libre.

Ervin hizo un tiempo de 21.40 y superó por una centésima al francés Florent Manaudou, que se tuvo que conformar con la plata. El bronce fue para el norteamericano Nathan Adrian.

Estados Unidos domina ampliamente la tabla de medallas de la natación con 19 de oro y 49 en total, comparado con las 13 y 37 de China, que marcha segunda.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario