Associated Press 13 junio 2016

Orlando está de luto por las 49 personas asesinadas

ORLANDO, Florida, EE.UU. (AP) — Orlando estaba de luto el lunes por las 49 personas que fueron asesinadas en un club gay, mientras el FBI dio a conocer que el asesino al parecer era un "extremista de origen interno" que manifestó su apoyo a un revoltijo de organizaciones islámicas con frecuencia enfrentadas entre sí.

Mientras sacaban el último de los cadáveres del centro nocturno Pulse y se improvisaban altares para las víctimas de la peor balacera en Estados Unidos, la historia comienza a tomar forma mientras las autoridades indagan los antecedentes de Omar Mateen y defienden la forma como tuvieron contacto con él anteriormente.

El sospechoso, un musulmán de 29 años nacido en el país, entró al recinto armado con un fusil AR-15 y disparó sin descanso: 20 rondas, 40, 50 y luego más, según las autoridades. En un espacio tan reducido, las balas difícilmente erraban. Disparó a la policía. Tomó rehenes y falleció en un intercambio de disparos con miembros de los equipos especiales SWAT.

La tragedia sacudió al país y ensombreció a Orlando, ciudad conocida en todo el mundo por ser hogar de Walt Disney World y de otros parques temáticos.

"No seremos definidos por el acto de un cobarde", declaró el alcalde Buddy Dyer.

El director del FBI, James Comey, dijo que Mateen tenía "fuertes indicios de radicalización" y que probablemente estaba inspirado por organizaciones terroristas extranjeras.

Agregó que Mateen llamó al número de emergencias 911 más o menos al mismo tiempo que sucedió el ataque y no solo expresó su lealtad al grupo extremista Estado Islámico, sino también su solidaridad con los hermanos Tsarnaev —autores de los atentados al Maratón de Boston— y con un suicida que se inmoló en nombre del Frente al-Nusra, un grupo rival del Estado Islámico.

En años pasados, Mateen también manifestó simpatía tanto por Al Qaida como por su enemigo, el grupo extremista libanés Jezbolá, detalló Comey.

El FBI lo investigó durante 10 meses a partir de mayo de 2013, después de que se supo que hizo comentarios incendiarios en apoyo de terroristas.

Comey dijo que los investigadores lo siguieron e intervinieron algunas de sus comunicaciones, pero Mateen aseguró haber hecho tales declaraciones disgustado porque sus compañeros de trabajo lo fastidiaban por ser musulmán. El funcionario dijo que la investigación se dio por concluida.

En la Casa Blanca, el presidente Barack Obama dijo que no hay clara evidencia hasta ahora de que Mateen se inspirara en el Estado Islámico. Agregó que se inspiró en información radical que vio en internet, y dijo que se trataba de otro ejemplo de "extremismo de origen interno".

Mateen era un ciudadano estadounidense de 29 años de Fort Pierce, en Florida, que trabajó como guarda de seguridad. Su padre recordó como su hijo se molestó cuando vio a dos hombres besándose en Miami y dijo que esto podría estar relacionado con el asalto.

En tanto, la ex esposa de Maten lo atribuyó a que tenía problemas mentales.

La radio del grupo extremista Estado Islámico calificó a Mateen como "uno de los soldados del califato en Estados Unidos". Al-Bayan Radio, una emisora afiliada a la milicia radical, elogió el lunes el ataque diciendo que tuvo como objetivo una reunión de cristianos y homosexuales y que es el peor ataque en suelo estadounidense desde los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001.

Al parecer, la emisión sería una declaración oportunista, ya que el grupo radical no ha reivindicado oficialmente la autoría del ataque.

Jon Alamo, uno de los juerguistas, relató: "¿Han visto alguna vez como sostienen las grandes armas los marines, disparando de izquierda a derecha? Así era como él disparaba contra la gente", dijo.

El responsable de la discoteca, Eddie Justice envió un mensaje de texto a su madre, Mina: "Mamá te quiero. Hay disparos en el club". Unos 30 minutos después, mientras estaba escondido en un baño, volvió a escribirle: "Ya viene. Voy a morir".

Justice entraría más tarde en la lista de los fallecidos en la balacera.

Al menos 53 personas están hospitalizadas, cinco de ellas en estado grave.

Se trata del tiroteo con más víctimas en Estados Unidos desde el ataque al Tecnológico de Virginia en 2007, donde un estudiante mató a 32 personas antes de suicidarse.

La familia de Mateen procede de Afganistán, pero él nació en Nueva York. Su familia se mudó más tarde a Florida, según las autoridades.

Mateen compró legalmente al menos dos armas de fuego en la última semana aproximadamente, según Trevor Vleinor, del Departamento de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF por sus siglas en inglés).

"Tenía un fusil automático por lo que nadie tuvo una oportunidad", dijo Jackie Smith, que vio como dos amigos que estaban a su lado recibieron disparos. "Yo solo intenté salir de allí".

El club difundió en su página de Facebook alrededor de las 2 de la mañana: "Todos salgan de Pulse y no paren de correr".

Además del fusil de asalto, el atacante también llevaba una especie de dispositivo sospechoso, dijo la policía.

El padre de Mateen, Seddique Mir Mateen, dijo a la NBC News que su hijo había visto a dos hombres besarse hace un par de meses. "Ofrezco mis disculpas por todo el incidente", declaró Seddique. "Estamos conmocionados, al igual que todo el país".

El agresor fue guardia de seguridad con la compañía G4S. Expedientes estatales muestran que el agresor tenía licencia para poseer armas de fuego desde al menos 2011 con vencimiento en 2017.

___

Los periodistas de The Associated Press Eric Tucker en Washington, Terrance Harris, Mike Schneider y Tamara Lush en Orlando y el fotógrafo Alan Diaz en Fort Pierce, Florida, contribuyeron a este despacho.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario