American Airlines 19 septiembre 2016

Organizan protesta en Miami por discriminación a cubanoamericanos en American Airlines

La manifestación es organizada por el Movimiento Democracia y se realizaría el próximo sábado 24, en frente del American Airlines Arena, en el downtown de Miami

MIAMI.- Primero fue Carnival, ahora American Airlines (AA). El Movimiento Democracia prepara una protesta para rechazar lo que considera una “discriminación” contra empleados cubanoamericanos de esa aerolínea que emigraron de la isla después de 1970 y que a pesar de ser ciudadanos estadounidenses nacionalizados, no pueden pernoctar en el país, como miembros de la tripulación, si no muestran un pasaporte cubano vigente y autorizado para ingresar a Cuba.

El presidente de esa organización, Ramón Saúl Sánchez, dijo que en estos momentos se están solicitando los permisos de rigor para realizar una manifestación en frente del American Airlines Arena, en el downtown de Miami, el próximo sábado 24, bajo la premisa de que esa empresa aérea “está permitiendo que el Gobierno cubano practique una especie de apartheid en contra de sus propios empleados cubanos nacionalizados como americanos”.

La reacción del Movimiento Democracia tiene su origen en el hecho de que AA habría ordenado remover a sus empleados cubanoamericanos de la tripulación de los recién inaugurados vuelos a Cuba, porque el régimen exige a los cubanos nacionalizados estadounidenses que, además del pasaporte de Estados Unidos, presenten un pasaporte emitido por el país donde nacieron, aunque ello refleje una violación a la ley cubana que plantea: "No se admitirá la doble ciudadanía. En consecuencia, cuando se adquiera una ciudadanía extranjera, se perderá la cubana".

Mientras tanto, Sánchez resaltó que el acto de exclusión es aplicado a los cubanoamericanos “con el deliberado propósito de tener un ingreso adicional de 400 o 500 dólares por cada persona que viaja a Cuba”.

El exiliado comparó el caso de AA con el de la empresa de cruceros Carnival, registrado en abril pasado, cuando decenas de simpatizantes del Movimiento Democracia, y de otras organizaciones, se apostaron en las afueras de la sede de la naviera, en Doral, para exigir que se les permitiera a los cubanos nacionalizados estadounidenses viajar en los barcos a la isla, y que Cuba derogara una norma que prohibía la entrada de cubanos por el mar.

Dijo Sánchez que “esto fue lo que pasó con Carnival, de otra manera, y nosotros iniciamos una fuerte campaña que al final del día triunfó porque, al principio, Carnival discriminaba a los cubanos, y no los dejaba subir a bordo de la embarcación Adonia, por cuanto el régimen de Cuba no dejaba entrar a cubanos por mar.

“Se unieron muchas voces a la campaña, y Carnival cambió su posición. Después de todo, la compañía dijo que si no podía llevar cubanos, no entraría en Cuba. Eso condujo al régimen a que decidiera tumbar esa vieja política”.

En este momento, según el exiliado, la estrategia para presionar al Gobierno cubano y a la compañía AA se está cumpliendo a través de tres puntos básicos: un diálogo con las directivas de la aerolínea durante la semana en curso, la protesta programada cuando se realizará un evento de Disney en el American Airlines Arena y posibles acciones legales que estudian los abogados de la organización.

“También le pedimos a AA que adopte los principios globales Sullivan [cuya finalidad es que las compañías y organizaciones de toda dimensión, y las industrias y culturas de amplio espectro breguen por alcanzar objetivos comunes de derechos humanos, justicia social y oportunidad económica], que funcionaron en Sudáfrica, y que no se asocie al apartheid que practica el Gobierno cubano”, subrayó.

Finalmente dijo que el movimiento que preside no se opone a los vuelos comerciales a Cuba, “porque han traído un bajón en los precios de las tarifas y ahora el régimen de Cuba gana menos debido a la competencia”.

Fuente: diariolasamericas.com

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario