Mundo 24 marzo 2016

ONU anuncia alto el fuego en Yemen desde el 10 de abril

NACIONES UNIDAS (AP) — Los bandos enfrentados en Yemen han acordado un alto el fuego que comenzaría en la medianoche del 10 de abril antes de una nueva ronda de conversaciones de paz desde el 18 de abril en Kuwait, dijo el miércoles el enviado de Naciones Unidas a Yemen.

Ismail Ould Cheikh Ahmed hizo el anuncio tras extensas consultas con el gobierno yemení con respaldo internacional y los rebeldes chiíes hutíes, así como países de la región, Estados Unidos y Francia.

Los intentos anteriores de aplicar un cese el fuego en Yemen no han logrado imponerse y ambas partes se acusaron mutuamente de incumplir los términos desde el primer momento. La primera ronda de conversaciones se celebró en Suiza en diciembre.

Cheikh Ahmed dijo ser "más optimista" ante la próxima ronda de conversaciones porque cuentan con el apoyo de todas las partes que han subrayado la importancia de encontrar una solución política tan pronto como sea posible y poner fin al "nivel extremadamente alto de sufrimiento humanitario".

"La guerra en Yemen debe llegar a su fin, y antes de que haga daños irreparables al futuro de Yemen y a la región", dijo. "Si fracasamos esta vez, es probablemente una de nuestras últimas oportunidades para poner fin a esta guerra".

El conflicto en Yemen enfrenta al gobierno, respaldado por una coalición de liderazgo saudí, contra los hutíes, aliados con un expresidente. Los hutíes tomaron la capital, Saná, en septiembre de 2014, y la coalición respaldad por Estados Unidos comenzó los bombardeos en su contra en marzo de 2015. El gobierno está ahora confinado en gran parte a la ciudad sureña de Adén.

Más de 6.000 personas han muerto en los combates, millones han sido desplazados y el país más pobre del mundo árabe ha quedado al borde de la hambruna. En el caos, una poderosa filial de Al Qaeda ha capturado un amplio territorio en el sur y el este del país, mientras que una rama insurgente del grupo Estado Islámico ha realizado una serie de ataques contra fuerzas del gobierno y los hutíes.

El conflicto en Yemen está ampliamente considerado como una guerra indirecta entre Arabia Saudí y su rival regional, Irán, que apoya a los hutíes. Los hutíes han negado que reciban armas de Irán y han expresado recientemente su descontento con Teherán, a la que acusan de explotar el conflicto para sus propias necesidades.

Amnistía Internacional pidió esta semana que proveedores de armas como Estados Unidos y Gran Bretaña detengan los envíos de armas a combatientes en Yemen. Human Rights Watch reclamó que se detengan las ventas de armas a Arabia Saudí "hasta que no sólo detenga sus ilegales bombardeos en Yemen, sino que también investigue de forma creíble las supuestas violaciones".

___

El periodista de Associated Press Ahmed Al-Haj en Saná, Yemen, contribuyó a este despacho.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario