Deportes 03 agosto 2016

Olarticoechea, de la repostería a los Juegos Olímpicos

RIO DE JANEIRO (AP) — Hace apenas un mes, Julio Olarticoechea llevaba una vida bastante normal. De bajo perfil, entrenaba a la selección sub20 de Argentina entre semana, y los viernes y sábados regresaba a su pueblo de Saladillo, a las afueras de Buenos Aires, para ayudar a su hija repostera con la repartición de pasteles.

Sin proponérselo, el caos que impera en la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) lo catapultó de un día para otro a los Juegos Olímpicos.

El ex lateral y mediocampista de 57 años quedó al mando de la selección olímpica tras la renuncia del técnico de la selección mayor Gerardo Martino, quien dejó el cargo luego de caer en la final de la Copa América Centenario ante Chile y en medio de un desorden generalizado en una AFA acéfala que le dificultó armar un plantel para encarar la competencia en Río.

"Hace un mes estaba empezando a dirigir la sub20, viernes y sábado hago 'delivery' (entregas) de tortas (pasteles)", relató un relajado Olarticoechea a dos días de su debut olímpico. "Y ahora estoy acá, me están extrañando".

Mundialista con la selección albiceleste en 1982, 1986 y 1990, el "Vasco" tuvo que tomar el timón de un plantel al que le faltan algunas de sus principales figuras, que no fueron cedidas por sus clubes, y que apenas empezó a conocerse con una gira de tres partidos amistosos que saldó con dos empates sin goles ante México y Colombia, y un triunfo 3-1 sobre Haití.

Quizás la personalidad distendida de Olarticoechea le ayude a sobrellevar la difícil situación del fútbol argentino, cuya crisis parece no tocar fondo. La AFA finalmente eligió esta semana a Edgardo Bauza para dirigir a la selección mayor, que en septiembre encara dos fechas de las eliminatorias mundialistas.

"¿Cómo vivo este momento? Natural, soy un tipo normal que me pasaron cosas muy buenas", señaló el campeón del mundo en México 1986. "Así como te dije el tema que hago 'deliveries', trato de tener los pies sobre la tierra, eso es bueno, el equilibrio mental".

Argentina debuta el jueves ante Portugal, en un grupo que completan Honduras y Argelia. Y, a diferencia de otras justas olímpicas, quizás no tiene la presión de ser un favorito, papel que esta vez corresponde al anfitrión Brasil, que con Neymar a la cabeza busca su primer oro olímpico.

Así que el "Vasco" se lo toma todo con calma y como venga.

"Si todo sale bien, dirán 'qué genio es el Vasco, qué bueno es''', señaló con una sonrisa, "y si sale mal, 'andáte a repartir tortas'''.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario