EEUU 02 agosto 2016

Obama y líder de Singapur defienden el acuerdo transpacífico

WASHINGTON (AP) — El presidente Barack Obama halló una causa en común con el líder de Singapur ante las crecientes críticas por el acuerdo comercial transpacífico, y el martes advirtió que "levantar un puente levadizo" al comercio únicamente dañará a Estados Unidos y sus trabajadores.

El primer ministro de Singapur Lee Hsien Loong exhortó a Estados Unidos a mantener su "papel indispensable" en el Acuerdo Estratégico Trans-Pacífico de Asociación Económica (TPP) mientras acompañaba a Obama en la Casa Blanca para celebrar 50 años de relaciones diplomáticas entre ambas naciones.

El presidente estadounidense dijo que las personas tienen temores legítimos sobre el impacto de la globalización y "de quedar fuera", pero señaló que la respuesta no puede ser retroceder en el comercio y la economía global.

"Tratar de levantar un puente levadizo en el comercio únicamente dañará a Estados Unidos y sus trabajadores. La respuesta es garantizar que la globalización y el comercio trabajen a favor de nosotros, no contra nosotros", dijo Obama en conferencia de prensa con Lee en la Oficina Oval.

"El TPP está pensado para hacer precisamente eso", agregó Obama.

Singapur, un socio de Estados Unidos, es una de las 12 naciones que integran el acuerdo, el cual es clave para los esfuerzos de Obama de impulsar las exportaciones estadounidenses y construir lazos estratégicos con Asia. Pero la visita de Lee se da mientras se intensifica la oposición al TPP en Estados Unidos. El candidato presidencial republicano Donald Trump y su rival demócrata Hillary Clinton están en contra del tratado.

El gobierno de Obama ha manifestado su determinación a ganar la aprobación del tratado en el Congreso, pero las posibilidades de alcanzar eso después de las elecciones del 8 de noviembre y antes de que asuma el nuevo presidente, el 20 de enero, parecen mínimas debido a la profunda oposición política incluso de los colegas de partido de Obama.

El acuerdo contempla eliminar barreras comerciales y tarifarias, optimizar los estándares y alentar la inversión entre 12 países que incluyen también a México, Japón, Vietnam y Australia, y que representan el 40% de la producción económica mundial. Pero en Estados Unidos, los críticos dicen que el TPP reducirá los salarios de los estadounidenses porque habrá más competencia con salarios más bajos y dará a las empresas demasiada flexibilidad.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario