EEUU 01 marzo 2016

Obama se reúne con legisladores sobre vacante en Corte

WASHINGTON (AP) — El presidente Barack Obama se reunió el martes con líderes legisladores demócratas y republicanos para pedirles un rápido proceso que llene la plaza vacante en la Corte Suprema, pero los republicanos se aferraron a su posición de que ello no ocurrirá en un año electoral.

Ante esa postura, los demócratas criticaron a los republicanos y dijeron en tono burlón que quizás están esperando a que sea Donald Trump el que decida la nominación al máximo tribunal.

En la reunión en la Casa Blanca que duró menos de una hora, el líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, y el presidente de la Comisión de Asuntos Judiciales, el republicano Chuck Grassley, dijeron a Obama que el proceso de confirmación de un juez a la Corte Suprema no debe ocurrir en un año electoral porque ello politizaría al tribunal. Se negaron a ofrecer candidatos ni a dar alternativas sobre cómo avanzar en el proceso.

"Esa vacancia no se llenará este año", dijo McConnell a reporteros tras la reunión.

Los demócratas acusaron a los republicanos de estar tratando de dar largas al asunto con la esperanza de que un presidente republicano sea el que llene la plaza. Ese presidente podría ser Trump, señalaron en un intento por irritar a los jerarcas del Partido Republicano, que se encuentran incómodos con la súbita popularidad del errático magnate inmobiliario y estrella de televisión.

El encuentro —en el que también participaron el vicepresidente Joe Biden, el líder de la minoría demócrata en el Senado Harry Reid, y el demócrata de mayor rango en el Comité de Asuntos Judiciales del Senado, Patrick Leahy— fue la primera vez que los líderes se reunieron desde que falleció el juez Antonin Scalia el mes pasado, dejando vacía una de las nueve plazas en el máximo tribunal del país.

La posición intransigente de los republicanos está frustrando los planes de Obama por nombrar un juez, pero a la vez les está dando a los demócratas una oportunidad de atacar a los republicanos.

Al salir del encuentro, no perdieron tiempo en vincular las declaraciones de los republicanos con el fenómeno Trump.

"Lo único que estamos pidiendo es que cumplan con su deber constitucional, que hagan su trabajo, y en este momento, han decidido negarse a ello", expresó Reid. "Al parecer prefieren esperar a ver si lo hace el presidente Trump, supongo".

Los comentarios de Reid buscaban animar a los votantes demócratas, pero también a los republicanos moderados que no soportan la idea de que Trump —quien ha ofrecido expresiones ofensivas contra mujeres, musulmanes, mexicanos y otros— sea el que controle el futuro del máximo tribunal del país. Es señal de que ahora que se acabaron las formalidades, como por ejemplo esa reunión en la Casa Blanca, la batalla por la Corte Suprema pasa a la opinión pública.

"Aunque no todos en la reunión deseaban admitirlo, todos sabemos que considerar una nominación judicial en medio de una reñida campaña presidencial es algo perjudicial para el nominado, perjudicial para el tribunal, perjudicial para el proceso y a la larga perjudicial para toda la nación", expresó Grassley.

Agregó: "Es hora de que el pueblo exprese su opinión sobre el papel que debe tener la Corte Suprema en nuestro sistema de gobierno".

__

Los corresponsales de la AP Alan Fram y Donna Cassata contribuyeron a este despacho.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario