Visita de Obama a Cuba 21 marzo 2016

Obama se come un "solomillo" en el corazón de La Habana

Jorge Alberto Cotilla Espinosa, de 26 años y nacido en la barriada habanera de Santa Fe, tuvo ayer su minuto de gloria.

Embed


Aunque se mantuvo a prudencial distancia del hombre más poderoso del mundo y no se atrevió a ofrecerle la mano a su cliente, lo cierto es que tenía motivos para ello, pero el protocolo manda. Su cliente le dijo sonriente:"A pleasure, George".

En la primera noche que Barack Obama pasó en La Habana, su elección culinaria fue un solomillo de res a la plancha con vegetales a la parrilla.

Michelle optó por una "Tentación Habanera", lo que viene a ser "palillos de filete en salsa de vino tinto".

Cuando le sirvieron la "Tentación", la esposa del presidente contó que el plato le recordaba al pepper steak que le hacía su abuelo.

La hija pequeña, Sasha, comió un solomillo como su padre. La suegra de Obama, Marian Shields Robinson, otro solomillo, y Malia, la hija mayor, una brocheta de cerdo.

Pero antes de la cena en sí, Reinier Mely Maldonado ?de 33 años? había entrado sobre las siete de la tarde al salón privado del restaurante "San Cristóbal" y había dicho al presidente de Estados Unidos:

"Hello, welcome to the paladar San Cristobal, my name is Rei and I'm gonna be your waiter. And it's a great honor for us".

Barack Obama lo miró, sonrió, y le respondió a su camarero cubano:

It's an honor for us too".

Para beber, la Primera Dama pidió un pinot noir, pero le fue sugerido un Ribera del Duero especial de la casa. Entre ella y su madre se tomaron tres cuartos de botella.

Obama y sus dos hijas bebieron solo agua.

Cuando a Obama le ofrecieron vino, se negó y comentó que al día siguiente tenía que trabajar.

Por ironías del destino, o no, la primera cena de Obama en Cuba fue en una "mesa redonda".

El restaurante está decorado de manera heterogénea: un viejo reloj de pie, una santa de madera, una piel de cebra, muchas fotos y entre ellas una de Nat King Cole ?que llamó la atención del Presidente? y otra de Beyoncé y Jay Z, que es recuerdo especial que registra la visita de ambos a restaurante, en el año 2013.

El "San Cristóbal" fue fundado por Carlos Cristóbal Márquez, que hoy tiene 52 años de edad. Por esas cosas de la vida, que solo el empeño y mucho trabajo pueden cambiar, la "paladar" donde ha cenado Barack Obama en su primera noche en Cuba, hace unos pocos años todavía era una vivienda cuyos techos se caían.

Como el resto de restaurantes privados, el local ha sido montado en una casa particular y el dueño y su familia viven en la segunda planta.

Desde 2010 es un negocio decorado con antigüedades, con 25 empleados y algunos rones de edición limitada.

En octubre del 2015 vino a comer Mick Jagger, y en otra oportunidad hasta comieron del mismo plato una langosta a la Hemingway dos rivales políticos como los chilenos Sebastián Piñera y Michelle Bachelet.

Otra visita memorable ha sido la del expresidente Pepe Mujica, que se pidió un pez perro para cenar.

En la noche de ayer, Barack Obama no se terminó el solomillo porque dijo estar muy lleno. Fue al baño y por el camino iba muy sonriente y saludando a todo el que se encontraba a su paso.

De postre comieron pudín de la casa y flan con leche, mientras que Obama y su suegra concluyeron con un café solo.

A continuación el Presidente pidió la cuenta, que salió a unos 30 CUC por persona, o 34 dólares al cambio.

Obama se hizo cargo de la cuenta y dejó una buena propina.

A su salida, el Presidente fue saludado 'desde la distancia' por los vecinos de ese humilde barrio de La Habana, que coreaban sin parar su nombre, lo que reafirma la elevada popularidad que tiene el presidente de Estados Unidos en Cuba.


Fuente: cibercuba.com

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario