EEUU 07 julio 2016

Obama pide a la policía eliminar la parcialidad en sus filas

WASHINGTON (AP) — El presidente Barack Obama exhortó a las autoridades policiales de Estados Unidos a eliminar la parcialidad de sus filas y dijo que todos los estadounidenses deberían sentirse preocupados por los frecuentes disparos de la policía hacia los negros y los hispanos, al tiempo que insistió que los incidentes letales en Minnesota y Louisiana no son hechos aislados.

Sumando su voz a una creciente indignación de la opinión pública, Obama dijo que las muertes a tiros son síntomas de "un conjunto más amplio de disparidades raciales" en el sistema de justicia que no están siendo corregidas con la suficiente rapidez.

Mencionó punto por punto de una lista de estadísticas que dijo muestran que las preocupaciones en torno a que hay una parcialidad son reales: afroestadounidenses que son baleados por la policía o arrestados a una tasa más de dos veces superior a la de los estadounidenses blancos.

"Cuando ocurren incidentes como este, hay una gran porción de nuestros conciudadanos que sienten que se debe al color de su piel, que no están siendo tratados igual que los demás", afirmó Obama. "Y eso duele. Y eso debería preocuparnos a todos".

El diagnóstico que hizo el mandatario sobre el problema reflejó una creciente sensación de frustración y disposición a hablar en público acerca de los homicidios cometidos por policías a pesar del riesgo de hacer sentir a los agentes del orden que son atacados.

El mandatario habló en una presentación organizada a toda prisa en un hotel en Varsovia justo después de llegar a Polonia para una cumbre de la OTAN. En gran medida repitió algunos comentarios que hizo anteriormente en el día en un mensaje en Facebook en momentos en que los dos fallecimientos captaban más y más la atención del país.

En Louisiana, Alton Sterling, de 37 años, fue baleado de muerte el martes mientras forcejeaba con dos agentes blancos afuera de un minisúper en un vecindario habitado predominantemente por negros. Su muerte fue captada en video y recibió enorme atención en internet.

Al día siguiente en Minnesota, Philando Castile, de 32 años, murió a tiros durante una detención de tránsito. Acto seguido, su novia difundió video en vivo en Facebook, donde dijo que había sido baleado "sin razón aparente" mientras buscaba su licencia, como le había solicitado un policía.

Aunque la Casa Blanca ha buscado evitar hacer comentarios sobre casos específicos antes de que se conozcan todos los hechos, en este caso Obama intervino mientras ambas muertes aún están siendo investigadas, incluida una pesquisa sobre el incidente en Louisiana a cargo del Departamento de Justicia federal.

Declaraciones similares en torno a otros fallecimientos a tiros han azuzado tensiones con los agentes de la ley, incluido el director del FBI, James Comey, que ha insinuado que el intenso enfoque del público en la conducta de los policías, alimentado por momentos captados en video, podría estar inhibiendo a los agentes mientras intentan proteger a sus comunidades.

En un intento por adelantarse a esa preocupación, Obama dijo que hablar en público sobre el asunto no es un ataque a la policía. Hizo énfasis en que él y otros estadounidenses aprecian los riesgos que los agentes corren y se duelen por los que mueren mientras cumplen con su deber.

"Cuando la gente dice 'las vidas de los negros importan', eso no significa que las vidas azules no importen", dijo Obama, refiriéndose a los agentes uniformados. "Eso sólo significa que todas las vidas importan".

Sin embargo, a pesar de los esfuerzos del presidente para zanjar los malentendidos entre los afroestadounidenses y la policía, es evidente que el problema persiste. En 2014, Obama creó una fuerza especial con el fin de que desarrollara directrices modernas para la policía, y exhortó a las comunidades locales y a las agencias policiales a implementar esas recomendaciones elaboradas por el Departamento de Justicia.

El mandatario dijo que, si algo bueno pudiera salir de estos incidentes letales recientes, sería que más regiones del país pusieran en práctica esas recomendaciones.

"El cambio ha sido demasiado lento", afirmó Obama. "Tenemos que tener un mayor sentido de urgencia acerca de esto".

___

La periodista Kathleen Hennessey de The Associated Press en Varsovia, Polonia, contribuyó con este despacho.

___

Josh Lederman está en Twitter como: http://twitter.com/joshledermanAP

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario