EEUU 13 abril 2016

Obama elogia el ingenio estadounidense en feria de ciencia

WASHINGTON (AP) — Llegaron con plataformas de lanzamiento hechas con piezas Lego y pegamento. Presentaron cuadros sinópticos, gráficas e investigación sobre contaminación. No hubo entre los asistentes niños con volcanes realizados con yeso, pero sí un robot come-basura.

Era la Feria de Ciencia de la casa Blanca, una oportunidad anual para homenajear a los inventores, ingenieros, astronautas e investigadores estadounidenses del futuro, y para impresionar al "fanático en jefe" de la ciencia en la nación.

"Ustedes nos recuerdan que juntos, a través de la ciencia, podemos afrontar algunos de los mayores retos que enfrentamos", dijo el presidente Barack Obama a más de 130 estudiantes reunidos el miércoles en la residencia presidencial. "Ustedes participan de este espíritu esencial de descubrimiento en el que está edificado Estados Unidos".

La feria es un evento favorito dentro de la Casa Blanca, en parte por el claro deleite del presidente en las a menudo impresionantes muestras de inteligencia y creatividad de jóvenes del país. Como ocurre desde que él inició la feria en 2010, Obama visitó los trabajos presentados, hizo preguntas, presionó botones de encendido, sonrió con aprobación y, en ocasiones, bromeó a presentadores entusiastas.

"Mi única preocupación es que, ya sabes, puedas tener problemas para ingresar a la universidad", dijo Obama bromeando con Sanjana Rane, de 18 años y residente de Prospect, Kentucky, después de escuchar su detallada explicación sobre cómo ayudó a resolver la manera en que podría utilizarse una proteína en particular para detectar y tratar fibrosis renal.

Olivia Hallisey, de 17 años y originaria de Greenwich, Connecticut, creó una prueba diagnóstica para la detección del virus de ébola. Augusta Uwamanzu-Nna, de 17 años y residente de Elmont, Nueva York, descubrió una manera de mejorar sellos de cemento submarinos para evitar fugas en pozos petrolíferos en alta mar. Y Hannah Herbst, de 15 años y residente de Boca Ratón, Florida, creó un dispositivo para aprovechar la energía de las corrientes oceánicas.

Conforme visitaba las exposiciones, Obama admiró el pegajoso "GlOo" (patente pendiente) que fabricó con poliestireno una niña exploradora de St. Louis, y el robot de unos adolescentes de la ciudad de Nueva York diseñado para recoger basura en el metro. Se maravilló con el "Loki Lego Launcher", una nave espacial hecha en casa que alcanzó 23.700 metros (78.000 pie) de altura antes de aterrizar en un campo de estiércol de vaca, según sus inventoras, las hermanas Kimberly y Rebecca Yeung, de 9 y 11 años de edad.

"¿Pero en esto no entró estiércol de vaca?", preguntó el presidente mientras observaba el artefacto. "¿Están seguras?".

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario