Mundo 24 marzo 2016

Obama admite EEUU tardó en defender derechos humanos

BUENOS AIRES (AP) — El presidente de Estados Unidos Barack Obama reconoció el jueves que su país demoró en defender los derechos humanos durante la última dictadura militar argentina al recordar a las víctimas del terrorismo de Estado en el Parque de la Memoria de Buenos Aires.

"Hemos tardado en defender los derechos humanos y ese fue el caso aquí", dijo Obama en el acto de homenaje realizado junto al presidente argentino Mauricio Macri en el memorial situado frente al Río de La Plata.

El presidente norteamericano, quien llegó la víspera a Buenos Aires en una visita oficial de dos días, también reconoció que se produjo "una gran polémica acerca de la política estadounidense al comienzo de esos días oscuros" y señaló que su país "debe examinar sus propias políticas, su pasado".

El homenaje a los miles de desaparecidos durante la "guerra sucia" se produjo en el marco de la conmemoración del 40 aniversario golpe de Estado y no contó con la presencia de los grupos de derechos humanos argentinos, molestos porque la visita del mandatario del país que apoyó a los regímenes militares sudamericanos en los años 70 coincidió con esa fecha tan simbólica.

Macri dijo a su vez que "esta es una oportunidad" para que todos los argentinos digan "nunca más a la violencia institucional" y señaló a Obama que su visita permite "trabajar juntos en defensa de los derechos humanos alrededor del mundo".

Antes ambos recorrieron el parque y cada uno arrojó rosas blancas al río.

En el Parque de la Memoria se alzan cuatro grandes paredones de hormigón que contienen placas de pórfido patagónico grabadas con los nombres de miles de víctimas de la dictadura. Los nombres se encuentran ubicados cronológicamente, por año de desaparición o asesinato, y por orden alfabético; además, se indica la edad de las víctimas y se señalan los casos de mujeres embarazadas que también murieron.

Obama ratificó que Washington desclasificará de nuevo archivos secretos sobre el papel de Estados Unidos durante la dictadura. "Vamos a desclasificar aún más documentos de ese periodo, incluyendo registros militares y de inteligencia". Al respecto indicó que su país tiene "la responsabilidad de enfrentar el pasado con honestidad y transparencia".

Lidia "Taty" de Almeida, de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, consideró que las afirmaciones de Obama sobre el papel de su país en esa etapa de terror en Argentina fueron "totalmente light (suaves)".

Obama afirmó la víspera que Estados Unidos "ha emprendido mucha autocrítica" por el papel que jugó en esa época.

"A las personas se las conocen por los hechos, no por las intenciones, así que estamos esperando los hechos por parte de Obama, que realmente esto se desclasifique", afirmó De Almeida a Radio del Plata. La activista señaló que "es muy importante" esa medida, ya que "ahí hay muchas cosas que queremos saber".

El golpe militar depuso del poder a la presidenta constitucional María Estela Martínez de Perón, en cuyo mandato los grupos guerrilleros habían comenzado a ser reprimidos, e instauró un gobierno de facto entre 1976 y 1983 en el que decenas de miles de miembros de organizaciones armadas, disidentes políticos, obreros y estudiantes desaparecieron o fueron asesinados.

A su vez cientos de niños fueron sustraídos a sus padres desaparecidos y cedidos a militares y familias afines al régimen de facto. Hasta el momento 119 de ellos recobraron su identidad.

Al comienzo de esa etapa oscura de la historia argentina gobernaba el republicano Gerald Ford (1974-1977), cuya administración cerró los ojos ante las violaciones a los derechos humanos, como han revelado documentos revelados años atrás por Washington.

El demócrata James Carter (1977-1981) revirtió esa política al escuchar las denuncias sobre las desapariciones de personas e impulsar la visita de una misión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos a Buenos Aires. Obama tuvo palabras de elogio para esa administración y para periodistas y científicos estadounidenses que denunciaron los actos de represión ilegal, así como para los familiares de los muertos que lograron que en muchos casos se hiciera justicia.

El monumento conmemorativo del Parque de la Memoria está compuesto por 30.000 placas de las cuales alrededor de 9.000 se encuentran grabadas con los nombres de las víctimas. La nómina no se considera concluida y continúa abierta a la incorporación de nuevos nombres ya que a raíz de la reapertura en los últimos años de causas judiciales por delitos de lesa humanidad el Estado recibe periódicamente nuevas denuncias sobre desapariciones.

Activistas humanitarios exigieron que la revelación de datos sea completa luego de afirmar Estados Unidos ha enviado en el pasado archivos "con nombres tachados".

Macri, un conservador mirado con desconfianza por los organismos de derechos humanos, se ha comprometido a respaldar los procesos judiciales impulsados por su antecesora Cristina Fernández (2007-2015).

El gobierno argentino ha explicado que los documentos revelados comprenderán el periodo entre enero de 1975 y diciembre de 1983 y que llevará un tiempo su difusión.

Posteriormente al acto de homenaje, Obama viajó junto a su familia -que lo acompaña en la visita- a la ciudad turística de San Carlos de Bariloche, 1.600 kilómetros al sur de Buenos Aires.

Por la tarde organizaciones humanitarias y grupos de izquierda marcharán por la capital recordando a los desaparecidos.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario