Mundo 07 noviembre 2016

NY: Inicia juicio a sobrinos de primera dama venezolana

NUEVA YORK (AP) — Dos sobrinos de la primera dama de Venezuela se sentían tan poderosos que pensaron que podían enviar una tonelada de cocaína a Estados Unidos, dijo el lunes un fiscal estadounidense a un jurado en Nueva York. Por su parte, los abogados defensores ridiculizaron los argumentos del gobierno y dijeron que tenían tantas fallas que el jurado absolverá a los acusados.

El fiscal Emil Bove hizo la declaración al comenzar la presentación de alegatos en el juicio de Efraín Campo, de 30 años, y Francisco Flores, de 31, sobrinos de Cilia Flores, esposa del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro. Bove prometió revelar "tal cantidad de evidencia" que demostrará que los hombres planearon importar 800 kilos de cocaína a Estados Unidos antes de ser arrestados en Haití el año pasado. Campo y Flores están acusados de asociación delictiva.

"Se creían tan poderosos en su país que podrían transportar casi una tonelada de cocaína de aeropuerto a aeropuerto sin ningún problema", dijo Bove.

El fiscal dijo a los jurados que hay un video donde se ve a Campo cargando un kilo de cocaína y se puede escuchar a Flores alardear acerca de que pueden embarcar drogas desde el hangar presidencial en un aeropuerto de Venezuela.

"Los acusados fueron atrapados con las manos en la masa", relató Bove al decir cómo después de ser arrestados confesaron a un agente federal estadounidense que sabían que el embarque de drogas que estaban arreglando terminaría en Estados Unidos.

Algunos altos funcionarios venezolanos han dicho que los sobrinos fueron "secuestrados" por Estados Unidos como parte de un plan para desestabilizar al gobierno de Maduro.

Sus abogados exhortaron al jurado a concluir que el operativo de la agencia estadounidense antidrogas (DEA) tuvo tantas fallas que deben absolverlos.

John Zach, abogado de Campo, dijo que los sobrinos "tomaron decisiones estúpidas" que motivaron el arresto de ambos, pero nunca planearon vender droga.

Dijo que la droga nunca cambió de manos y que los informantes del gobierno destruyeron o manipularon evidencia de forma rutinaria. Zach dijo que un narcotraficante hondureño elegido por federales estadounidenses que buscaba escapar de la justicia buscó a hombres "estúpidos y prescindibles" que pudieran ser susceptibles a ofertas de millones de dólares para unirse a una trama falsa para traficar droga.

Agregó que Campo y Flores eran blancos vulnerables porque vivían modestamente en Caracas, una de las ciudades más peligrosas del mundo, donde los secuestros y asesinatos son comunes.

Citó "un conjunto de decisiones estúpidas tomadas por mi cliente y su primo que no equivalen a una asociación delictiva por drogas".

El abogado dijo que los investigadores y un equipo de informantes padre e hijo, quienes habrían recibido casi 2 millones de dólares por construir casos para el gobierno estadounidense, se maravillaron de lo ignorantes que eran los sobrinos sobre el tráfico de narcóticos incluso mientras ellos trabajaban reuniendo evidencia contra ellos. Hace poco, los informantes se declararon culpables de cargos penales por haber hecho negocios de drogas durante años mientras ayudaban al gobierno estadounidense a procesar a traficantes.

Tras calificar a los sobrinos de la primera dama como "hombres muy estúpidos", Zach dijo que ellos pensaban que ganarían 50 millones de dólares en efectivo sin entregar la droga.

Aseguró que su cliente "no tenía ninguna idea" del tráfico de droga. "Es casi vergonzoso", agregó.

El abogado Michael Mann, quien representa a Flores, dijo que los sobrinos fueron ingenuos y que algunas veces trataron de "verse como si fueran muy influyentes". Agregó que sus conexiones políticas están en el centro del caso y que esa es la principal razón por la que fueron blanco.

"Engañaron a estos muchachos. Les pusieron una trampa", agregó Mann.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario