Mundo 19 abril 2017

NY: entierran a otro joven hispano posible víctima de MS-13

EAST PATCHOGUE, Nueva York, EE.UU. (AP) — La violencia de las pandillas salvadoreñas MS-13, que ha salpicado las afueras de la ciudad de Nueva York, fue recordada el miércoles en una pequeña iglesia de Long Island en la que decenas de ecuatorianos despidieron a un adolescente de 16 años que la policía cree fue una víctima más de los pandilleros de la zona.

"Espero que, si es que cogen al culpable, se haga justicia", dijo Blanca Llivicura, ecuatoriana y madre de Justin, a la salida del funeral del joven. "Espero que de hoy en adelante siempre estén apoyando a la policía porque no quisiera a ninguno de los padres que lo que me pasó a mi vuelva a pasar".

Las autoridades locales sospechan que Justin Llivicura es uno de los 11 jóvenes brutalmente asesinados por miembros de la Mara Salvatrucha desde el mes de septiembre en las comunidades de Brentwood y Central Islip. Su cuerpo fue encontrado en un parque el 12 de abril junto a los cadáveres de otros tres hispanos, dos de 18 años y uno de 20.

Durante una misa de más de una hora oficiada en español e inglés, unas 200 personas recordaron a Llivicura entre olor a incienso y el llanto ocasional de bebés. El cuerpo del joven se encontraba en un ataúd cubierto por una manta blanca. Su foto, mostrando a un muchacho sonriente, había sido colocada a un lado. Mientras Blanca presentaba el pan, Marcelo, el padre de Justin, presentó el vino, y el reverendo Martin Curtin rezó por el fin de la violencia contra jóvenes en la zona.

"No entiendo cómo ni porqué pudo haber pasado esto", dijo Sandra Vera, una ecuatoriana de 35 años amiga de la familia. "Yo tengo un hijo de la misma edad y me da mucho miedo por él".

La policía no ha arrestado a nadie por estos asesinatos pero ha ofrecido una recompensa de 25.000 dólares para quien ayude a resolver el caso. El comisionado de policía del condado de Suffolk, Timothy Sini, dijo que la extrema violencia y el uso de lo que parecieran ser machetes o cuchillos en los asesinatos indican que éstos probablemente fueron causados por miembros de MS-13.

Tanto el presidente Donald Trump como el fiscal general Jeff Sessions mencionaron a la MS-13 el martes y Sessions hizo referencia específica a los asesinatos de los cuatro jóvenes antes de reunirse con funcionarios federales para hablar de cómo erradicar la violencia de las pandillas.

Se cree que la Mara Salvatrucha nació en Los Ángeles a mediados de la década de 1980. Sus miembros eran inmigrantes salvadoreños que huían de la guerra civil de su país. Creció cuando algunos empezaron a ser deportados a El Salvador, contribuyendo así a la violencia que sufre ese territorio. Hoy día, la pandilla es un grupo criminal organizado a nivel internacional con miles de miembros en países centroamericanos y varios estados de Estados Unidos.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario