Deportes 02 agosto 2016

Nuevo techo retractable listo para Abierto de EEUU

NUEVA YORK (AP) — Requirió tres intentos, pero el nuevo techo retráctil sobre el estadio Arthur Ashe finalmente reabrió.

Pese a algunas fallas técnicas no especificadas, la Asociación de Tenis de los Estados Unidos develó exitosamente el martes el techo de la pista principal del Centro Nacional de Tenis Billie Jean King en Flushing Meadows, Nueva York.

El techo se cerró sin problemas en la primera demostración oficial, pero se pasó trabajo para reabrirlo cuando le legendaria Billie Jean King trató con un botón.

Matt Rossetti, presidente de Rossetti, la firma arquitectónica que diseñó el techo, dijo que ese problema tecnológico "pudiera suceder" en el venidero Abierto de Estados Unidos, pero que un equipo de ingenieros estará in situ para corregirlo si es necesario.

El techo estará listo para cuando comience el torneo, el 29 de agosto. La final de hombres fue aplazada hasta el lunes en cinco años consecutivos a causa de lluvia, desde el 2008 hasta el 2012.

Dirigentes del tenis estadounidense habían dicho durante mucho tiempo que añadir un techo sobre el Ashe no era factible. Pero en el 2013, Rossetti creó un plan.

"Aquí en el Centro de Tenis Billie Jean estamos haciendo suceder lo imposible", dijo el director ejecutivo de la federación estadounidense, Gordon Smith. El techo, que se mueve a una velocidad de 25 pies (8 metros) por minuto, está construido para abrirse o cerrarse en menos de siete minutos.

Veintidós canchas de tenis cabrían bajo la apertura del techo.

Wimbledon y el Abierto de Australia ya tienen techos retráctiles bajo sus principales estadios y los organizadores del Abierto de Francia tienen planes de instalar uno.

Se espera que el techo sea usado solamente para casos de lluvia — a diferencia del Abierto de Australia, donde se cierra también en casos de calor extremo. El techo en el Arthur Ashe tomó dos años para completarse y costó 150 millones de dólares.

Tiene dos paneles sobre una estructura de acero de 6.500 toneladas y está cubierto para proveer sombra para los espectadores. Unos 360 focos led iluminarán el techo y el estadio cuando está cerrado. Para controlar la humedad adentro cuando el techo esté cerrado, fue instalado un sistema de ventilación con agua enfriada.

El techo es parte de una renovación de 500 millones de dólares pagada por la federación estadounidense y que incluye nuevas canchas.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario