Entretenimiento 28 junio 2016

Nueva película de Tarzán va más allá de su pasado

LOS ANGELES (AP) — Tarzán podrá ser un personaje de ficción clásico pero esto no implica que pueda tener nuevas versiones.

Al igual que muchas historias populares, el Tarzán de Edgar Rice Burroughs nació en una época muy diferente, hace más de 100 años, cuando la narrativa giraba en torno al colonialismo, los salvadores blancos, así como los estereotipos africanos que eran la norma. A través de las décadas, Tarzán también se volvió una figura clásica en Hollywood, se han realizado 52 películas autorizadas y siete series de televisión sobre las historias del Rey de la Selva.

En una época pasada fue el modelo del aventurero romántico, en la actualidad tiene una huella imborrable en la historia de la literatura y el cine.

"The Legend of Tarzan" ("La leyenda de Tarzán"), que se estrena el viernes en Estados Unidos y a la semana siguiente en México, es la primera película de gran presupuesto que busca adentrar al personaje en el mundo moderno de la animación por computadora. No sólo la cinta de Warner Bros. presenta hazañas que hasta hace poco serían imposibles, sino que también le da un giro más contemporáneo a la historia, apto para la sensibilidad actual.

Como en el caso de otras adaptaciones recientes de Hollywood a historias queridas pero con valores anticuados, los cineastas de "Tarzán" emprendieron la delicada tarea de descartar sus problemáticos orígenes. Su enfoque fue inyectar a la cinta con una perspectiva histórica, y después llevar todo al plano de la acción y la aventura digna de la generación de superhéroes.

Aunque algunos creen que el personaje podría estar pasado de moda, las raíces de Tarzán son tan profundas que se han vuelto un estereotipo.

"Edgar Rice Burroughs tocó un mito primordial de la humanidad", dijo Scott Tracy Griffin, autor de "Tarzan: The Centennial Celebration" y el libro próximo a publicarse "Tarzan on Film". "Es un huérfano perdido que debe encontrar su camino hacia su virilidad y reclamar su legado".

Alexander Skarsgård, el más reciente hombre en asumir el papel de Tarzán, destacó que "la gente siempre ha estado fascinada con nuestro lado más animal y la noción del buen salvaje".

También reconoció esos orígenes problemáticos del personaje.

"Cuando fue escrito, la manera en la que la gente en Europa occidental y América veían a los indígenas era bastante horrible y era bastante común. Era muy común la noción de que eran una raza inferior", dijo Skarsgård. "Obviamente era muy importante alejarse de la noción de que los hombres blancos llegaron a África para salvar a los negros porque ellos no lo podían hacer ... la película se trata del momento en el que ellos tratan de retirar a la fuerza colonizadora del país".

La historia presenta a Tarzán en la edad adulta, casado con Jane y viviendo en Inglaterra como Lord Greystoke, mucho tiempo después de la época en la que se colgaba de las lianas. Cuando recibe una invitación del rey Leopoldo para visitar el Congo y conocer el trabajo de los líderes belgas ahí, George Washington Williams (Samuel L. Jackson) lo convence de tratar de conocer lo que pasa realmente con los nativos.

El hecho de que se incluya a Williams, un historiador de la vida real y veterano de la Guerra Civil que expuso las atrocidades en el Congo, en la mitología de Tarzán ayudó al director David Yates a afianzar más la película en el contexto histórico. También sirvió para alejarse de algunos de los elementos menos agradables de la historia.

"No fue difícil deshacerse de aspectos anticuados de la historia porque no pertenece a nuestro siglo", dijo Yates.

Jackson considera que su Tarzán es naturalista, un personaje cuya visión única del mundo trasciende las buenas costumbres de la época.

"A pesar de que existe la esclavitud y que se puede ver, él está ahí para acabar con esa injusticia", dijo. "Es parte de un mundo donde él está integrado en una sociedad y entiende su lugar en ella ... Es una historia de alguien que se comporta correctamente con el medio ambiente y la humanidad, con ese mundo en particular".

Tarzan ha existido por tanto tiempo que ajustarlo a la época en la que se realiza ha sido parte integral de su longevidad, como lo es colgarse de las lianas.

"Los productores han podido acercarse lo que pasa en la sociedad y poner a Tarzan en esto", dijo Griffin. En la década de 1950 había una clara inspiración de las cintas de vaqueros, lo que abrió paso al gusto por las cintas de James Bond en la década de 1960, dijo.

Incluso Disney presentó su versión, aunque la cinta animada de 1999 omitió por completo a las poblaciones indígenas.

"The Legend of Tarzan" es definitivamente algo nuevo y quizá el intento más fuerte por enmendar los errores, aunque al mismo tiempo mantiene a Tarzán en el espíritu de su época.

A pesar de esto hay quienes consideran que Tarzan debería quedarse en el pasado.

"Sería como tratar de hacer 'Lo que el viento se llevó' ahora", dijo Todd Boyd, profesor de cine y estudios de medios en la Escuela de Arte Cinematográfico de la USC. "Es un conjunto muy viejo de imágenes, fundamentado en una historia vieja que creo que es muy difícil de redimir ... Definitivamente se puede maquillar con la tecnología de ahora, también se puede hacer un elenco más diverso, pero creo que algunas cosas están más allá de la redención".

___

La periodista de The Associated Press Nicole Evatt contribuyó con este despacho

___

Lindsey Bahr está en Twitter como www.twitter.com/ldbahr

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario