LONDRES 05 octubre 2016

Nueva esperanza: el virus del VIH "desaparece" de la sangre de un paciente

Cinco prestigiosas universidades británicas están testeando un tratamiento innovador. Al hombre no le detectan el virus en las células T, lo que representa un gran avance. El resultado final del estudio se presentará en 2018

Es un pequeño avance, pero abre una gran esperanza. Un británico de 44 años, del que no se reveló la identidad, podría ser la primera persona en haberse curado del virus del VIH-sida.

El avance se produjo gracias al trabajo de científicos de cinco prestigiosas universidades del Reino Unido –Oxford, Cambridge y las casas de estudio londinenses Imperial College, University College y King's College–, que desarrollaron una nueva terapia que, en este momento, está siendo probada con otros 50 pacientes, para determinar si en todos tiene el mismo éxito.

"Se trata de uno de los primeros intentos serios de una cura completa para el VIH. Estamos explorando la posibilidad real de curarlo. Es un gran desafío y, aunque aún es pronto, el progreso ha sido notable", dijo Mark Samuels, director general del Instituto Nacional de la Salud británico.

Sin embargo, los especialistas no descartaron que la "desaparición" del virus se deba al uso regular de las drogas hasta ahora conocidas, por lo que llamaron a "ser cautelosos y no generar falsas expectativas" en la comunidad.

Hasta el momento, el virus es indetectable en el torrente sanguíneo del paciente, por lo que de mantenerse así sería "la primera cura completa", dijo Samuels a The Sunday Times. El investigador, además, reveló que los resultados finales del trabajo multidisciplinario se presentarán en 2018.

Cómo es la nueva terapia

Hasta el momento, una de las grandes dificultades de los científicos para detectar el virus es que se anexa a las células-T, las cuales se convierten en reproductoras del virus. Los tratamientos actuales no pueden detectar las células T infectadas. Según Samuel, la nueva terapia podría ser la única en seguir y destruir el VIH de todas las zonas afectadas, a través de dos etapas: "golpear y matar".

La primera consiste en una vacuna que ayuda al sistema inmunológico a reconocer sus células infectadas y así comenzar el proceso de limpieza. En la segunda se utiliza un fármaco, llamado Vorinostat, que se utiliza en los casos severos de linfoma cutáneo de las células T y que ya demostró cierto éxito in vitro y ex vivo.

"Esta terapia está diseñada específicamente para limpiar el cuerpo de todos los virus del VIH, incluidos los inactivos. Se ha trabajado en el laboratorio y hay evidencias notables de que funciona en humanos, pero debemos dejar claro que todavía estamos muy lejos de cualquier terapia real", comentó Sarah Fidler, médica consultora en el Imperial College de Londres.

Fuente: infobae.com

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario