Mundo 28 julio 2016

Norcorea: EEUU cruzó línea roja, relaciones en pie de guerra

PYONGYANG, Corea del Norte (AP) — El máximo diplomático de Corea del Norte para asuntos estadounidenses dijo el jueves a The Associated Press que Washington "cruzó la línea roja" y efectivamente declaró la guerra al país al colocar a su líder, Kim Jong Un, en la lista de personas sancionadas y dijo que podría estallar un enfrentamiento violento si Estados Unidos y Corea del Sur celebran sus maniobras de guerra el próximo mes como está previsto.

Han Song Ryol, director general del departamento de Asuntos de Estados Unidos en el Ministerio de Exteriores de Corea del Norte, dijo en una entrevista que las acciones recientes de Washington pusieron a la península coreana en pie de guerra.

Estados Unidos y Corea del Sur suelen realizar ejercicios militares conjuntos al sur de la Zona Desmilitarizada, y Pyongyang acostumbra a responder con una retórica dura y amenazas de represalias.

Han señaló que el Norte cree que la naturaleza de las maniobras se ha vuelto abiertamente agresiva ya que según informaciones ahora incluyen entrenamientos designados a preparar a soldados para la invasión de la capital norcoreana y "ataques de decapitación" para eliminar a sus principales líderes.

Según Han, la entrada del propio Kim en la lista de sancionados fue la gota que colmó el vaso.

"El gobierno de Obama fue demasiado lejos al tener la imprudencia de cuestionar la dignidad suprema de la RPDC para deshacerse de su posición desfavorable durante el enfrentamiento político y militar con la RPDC", explicó Han empleando el acrónimo del nombre oficial del país, República Popular Democrática de Corea.

"Estados Unidos ha cruzado la línea roja en nuestros enfrentamiento", manifestó. "Consideramos este hecho tres veces peor que una declaración de guerra".

Aunque Corea del Norte ya había sido fuertemente sancionada internacionalmente por sus programas para desarrollar armas y misiles de largo alcance, el anuncio realizado por Washington el pasado 6 de julio fue la primera sanción contra Kim Jong Un.

Menos de una semana después, Pyongyang cortó el último canal de comunicación oficial con Washington — conocido como el canal de Nueva York. Han apuntó que Pyongyang ha dejado claro que todo lo que ocurra entre los dos países a partir de ahora debe gestionarse bajo la "ley de guerra".

Kim y otras 10 personas entraron en la lista de sanciones en relación con supuestos abusos sobre los derechos humanos, documentados por la Comisión de Derechos Humanos de Naciones Unidas, que incluyen una red de prisiones políticas y malos tratos a cualquier tipo de disidencia política en el autoritario estado. Funcionarios del Departamento de Estado estadounidense apuntaron que las sanciones buscan en parte señalar a los responsables de los abusos y poner presión sobre funcionarios de menor rango para que se lo piensen mejor antes de llevar a cabo acciones similares.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario