Entretenimiento 12 mayo 2016

Nominados se reúnen para la foto oficial del premio Ariel

CIUDAD DE MEXICO (AP) — Unos 70 nominados, entre actores, directores, productores y diseñadores de arte, se reunieron en los Estudios Churubusco de la capital mexicana para posar en la foto oficial de la 58va edición de los premios Ariel del cine mexicano, que se entregan el 28 de mayo en el Auditorio Nacional.

Los realizadores Gabriel Ripstein, Celso García y Rodrigo Plá, así como los actores Joaquín Cosío, Sofía Espinosa, Vanessa Bauche y Krystian Ferrer fueron algunos de los candidatos que desfilaron la noche del miércoles por la alfombra roja en los Estudios A, hasta donde también llegó la actriz Dolores Heredia, presidenta de la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas, que otorga estos reconocimientos.

Celso García, director y guionista de "La delgada línea amarilla", que junto con "Gloria" encabeza la lista de nominados con 14 candidaturas, expresó que el hecho de que su obra haya sido considerada para competir este año significaba ya "un regalo".

"El simple reconocimiento y estar nominados al Ariel creo que vale muchísimo. Es un combustible para seguir generando proyectos, y quiere decir que de alguna forma vamos por el camino correcto", dijo García a The Associated Press en una breve entrevista.

Las nominaciones de "La delgada línea amarilla", que sigue a cinco hombres contratados para pintar la línea divisoria de una carretera, incluyen mejor película, mejor ópera prima y mejor actor, por el trabajo de Damián Alcázar. El filme también arrasó en la categoría de coactuación masculina con tres de las cinco candidaturas, para Gustavo Sánchez Parra, Joaquín Cosío y Silverio Palacios.

"Cuando el público ve esta historia, que es realmente atípica a lo que se ve en el cine mexicano, muchas veces se sorprende y se preguntan si esta es una realidad en México y mi respuesta es que sí", señaló García. "México es un país con muchas realidades, hay una gran cantidad de historias y la verdad es que las películas de violencia, o que tocan temas de narcotráfico, corrupción, crimen, es una parte real del país, pero estas historias de la gente buena, gente que se relaciona unos con otros, con la gente que abre sus corazones, también es una realidad".

Ripstein, cuyo filme "600 millas" consiguió 13 nominaciones, afirmó que su ópera prima no ha dejado de darle satisfacciones. La cinta protagonizada por el británico Tim Roth fue premiada el año pasado en la Berlinale y era la apuesta mexicana al Oscar a la mejor cinta en lengua extranjera, aunque no consiguió la candidatura.

"Ha sido un camino muy largo, de más de un año desde Berlín. Tuvimos la fortuna de empezar la trayectoria de la película con una bonita sorpresa, y puedo decir que desde entonces la película no me ha dejado de dar satisfacciones que continúan con este evento", señaló el hijo del veterano realizador mexicano Arturo Ripstein.

Expresó que "600 millas", sobre un mexicano traficante de armas que establece una peculiar relación de violencia y protección con un policía, es la película más honesta que pudo realizar. La historia está basada en el operativo "Rápido y Furioso" que el gobierno estadounidense emprendió en México en 2009 para vender armas a presuntos criminales y permitir su paso hacia la frontera mexicana con el objetivo de poderlas rastrear. En muchos casos se perdió la pista de las armas.

"Traté de hacer esta película con el corazón, con los ojos, y con las tripas. Es un trabajo que puede gustar a algunos y a otros no, es normal. Pero yo, un poquito a la distancia, le tengo ya un enorme cariño y reconocimiento, porque la película me ha permitido vivir en año y medio cosas maravillosas", dijo Ripstein.

Heredia, que llega al Ariel en su primer año como presidenta de la Academia, dijo que la 58 edición de la fiesta más importante del cine mexicano, que también recordará el 70 aniversario de la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas, es el resultado de la producción de 150 películas nacionales.

"Cada año, la ceremonia del Ariel es una invitación para reflexionar sobre dónde estamos, qué estamos contando. Sin duda el cine es un testimonio, es un reflejo de lo que estamos viviendo, por eso es tan importante defenderlo y permanezca vivo", opinó Heredia. "Si piensas en 100 años, nuestras películas van a contar lo que está sucediendo en este momento, qué somos, el alma de una persona es esto, en diferentes momentos de reflexión, por eso es tan importante mantenerlo, impulsarlo, protegerlo y en esto estamos".

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario