EEUU 11 enero 2017

Nominado a secretario de Estado: Rusia es un "peligro"

WASHINGTON (AP) — Ante un alud de preguntas sobre Rusia, el nominado por Donald Trump para ser secretario de Estado prometió el miércoles un enfoque mucho más enérgico hacia el Kremlin y en gran medida abandonó el énfasis del presidente electo en mejorar las relaciones entre los enemigos de la Guerra Fría.

En lugar de ello, Rex Tillerson insinuó que el saliente gobierno del presidente Barack Obama respondió con demasiada suavidad al hecho de que Moscú tomara territorio ucraniano.

El sorpresivo cambio de tono de Tillerson, un exdirector general de Exxon Mobil que fue galardonado con la "Orden de Amistad" de Rusia, refleja la dificultad que tendrá Trump para persuadir a demócratas y republicanos a que aborden un acercamiento amplio con el gobierno del presidente Vladimir Putin. Tras calificar a Rusia como un "peligro" para Estados Unidos, Tillerson dijo que mantendría las sanciones estadounidenses y sopesaría nuevas penalizaciones relacionadas con el entrometimiento ruso en la elección presidencial del país norteamericano.

Aunque dijo que no había leído la evaluación secreta de la semana pasada elaborada por la comunidad de inteligencia de Estados Unidos, Tillerson dijo que era una "suposición razonable" que Putin hubiera ordenado la operación que presuntamente incluyó hackeo, propaganda y mensajes hostiles por internet contra la candidatura de la demócrata Hillary Clinton y a favor de Trump. Pero en una revelación desconcertante, Tillerson admitió que no había hablado aún con Trump respecto a una política hacia Moscú.

"Rusia hoy representa una amenaza, pero no es impredecible en la promoción de sus propios intereses", dijo Tillerson a la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado. Agregó que el gobierno de Trump estaría comprometido con la defensa de los aliados de Estados Unidos en la Organización del Tratado del Atlántico Norte, una obligación que el presidente electo puso en duda durante la campaña si los aliados no cumplen sus compromisos respeto al gasto de defensa.

Aunque su discurso preparado reflejó parte del deseo de Trump de mejorar los vínculos con Rusia, Tillerson rápidamente modificó su posición al ser presionado por representantes de ambos partidos. La anexión de la región de Crimea por parte de Rusia en 2014 "fue una toma de territorio que no era de ellos", dijo.

No obstante, criticó las sanciones de Obama a Rusia, que terminaron costándole a Exxon cientos de millones de dólares. Y agregó que él hubiera respondido con una exhortación a Ucrania para que enviara todas las unidades militares disponibles a su frontera oriental con Rusia, y hubiera recomendado el apoyo de Estados Unidos y sus aliados a través de armas defensivas y vigilancia aérea, con el fin de enviar un mensaje a Moscú.

"Ese es el tipo de respuesta que espera Rusia", dijo en respuesta a preguntas del senador Marco Rubio, el más duro inquisidor republicano de Tillerson, quien más tarde sermoneó al petrolero sobre la defensa de los derechos humanos e insinuó que podría no apoyar su nominación.

"Si Rusia actúa con el uso de la fuerza, requiere una demostración de fuerza proporcional", afirmó Tillerson.

___

El periodista Richard Lardner de The Associated Press colaboró con este reporte.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario